No creo que a nadie le guste escuchar unas sirenas que se acercan por detrás a toda velocidad, especialmente cuando estás circulando en el centro de la ciudad o en un atasco. Los servicios de emergencia necesitan de la coordinación de los conductores que tienen delante para llegar a tiempo al lugar donde se les necesita. Para esos casos, Cerence ha desarrollado un sistema bautizado como Emergency Vehicle Detection (EVD).

La idea principal es que las sirenas sean escuchadas antes que los conductores. La tecnología EVD se integra con el cerebro del coche para alertar a sus pilotos acerca de otros vehículos de emergencia que se aproximen y que puedan adelantarse en las maniobras. No requiere de la instalación de ningún hardware adicional dentro del automóvil, ya que utiliza los micrófonos que ya están presentes en los habitáculos de los coches más nuevos.

La base de su funcionamiento radica en emplear la estructura de sonido distintiva inherente a las sirenas de emergencia para lograr un reconocimiento fiable de la fuente y la dirección desde la cual se acerca. Para ello tiene registrado el tono de distintos coches de policía, camiones de bomberos y ambulancias de distintos países. Una vez que se identifica, se baja el volumen de la radio u otros medios dentro del vehículo (como una llamada), y se notifica al conductor a través del sistema de infoentretenimiento de forma visual y auditiva.

“Todos los conductores han experimentado ese momento de pánico después de escuchar o ver un vehículo de emergencia que se acercaba, especialmente si fueron sorprendidos con la guardia baja porque tenían la música puesta o estaban distraídos”, dijo Stefan Ortmanns, jefe de Cerence. “Hemos desarrollado el EVD para abordar este problema, y ​​ayudar a garantizar que los conductores permanezcan seguros e informados en la carretera, una pieza fundamental de la experiencia a bordo a medida que los vehículos se vuelven cada vez más autónomos”.

Un representante de Cerence comunicó que, «aunque las advertencias actuales solo indican que se acerca un vehículo de emergencia, la compañía está trabajando para añadir información sobre la distancia y la dirección del mismo».

La empresa dice que el sistema EVD ya está disponible para funcionar en algunos coches de 2020. Dado que no supone ningún “engorro” a la hora de implementarlo, es una ayuda más de asistencia a la conducción que puede colaborar a salvar una vida.

Fuente: Cerence

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta