Hay veces que acciones como el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus traspasan los límites del fútbol. Aunque parezca mentira, este hecho ha repercutido directamente en el sector del automóvil y ha desencadenado una huelga entre los trabajadores de Fiat. Para entender esto hay que tener en cuenta que la importancia de la familia Agnelli en el entramado empresarial de Italia, que ha conseguido unir estos dos cabos tan dispares.

Giovanni Agnelli fundó en 1899 la empresa Fabbrica Italiana Automobili Torino (FIAT), que podemos considerar como el comienzo del imperio. En 1920 también se hacía una importante inversión, comprando al equipo de la ciudad, la Juventus de Turín. La familia ha ido gestionando sus negocios en los últimos años, destacando en FCA la figura de Gianni Agnelli (nieto de Giovanni) y en la actualidad es John Elkann (nieto de Gianni) quien dirige la marca.

Esto nos deja con que en la actualidad Exor, el holding controlado por la familia Agnelli, posee un 29,18 % de Fiat Chrysler Automobiles y un 63,77 % de la Juventus de Turín. El conflicto viene dado porque el traspaso de Cristiano Ronaldo ha supuesto un desembolso para el club de 105 millones de euros, una cantidad que no ha sido bien vista por una serie de trabajadores que llevan años intentando que mejoren sus condiciones laborales.

Ha sido una iniciativa del sindicato independiente Unione Sindacale di Base, que ha convocado la huelga para la fábrica de la compañía en Melfi. Esta planta se encarga de la producción de modelos como los Fiat Punto o Jeep Renegade. Tienen un parón programado entre la noche del domingo 15 de julio y la mañana del martes 17. Con esta acción piden que haya nuevos modelos en dicha planta y así asegurarse un futuro con ciertas garantías. El Grupo FCA no se ha pronunciado oficialmente al respecto.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta