Nacido en 1992, el Jeep Grand Cherokee ha cosechado un notable éxito dentro del segmento premium de los grandes SUV. Para continuar por la senda del éxito, la firma estadounidense ha presentado el Jeep Grand Cherokee S, con nuevos acabados donde la oscuridad predomina para ensalzar su aspecto deportivo y de “tipo duro”.

Esta nueva edición especial sobre el buque insignia de Jeep cuenta con un exterior distintivo, realzado con detalles en color Granite Crystal en las insignias, biseles de rejilla frontal, luces traseras y llantas de aleación de 20 pulgadas. Para enfatizar su agresividad, el nuevo Grand Cherokee S está equipado con una parrilla pintada en Gloss Black, al igual que el marco de las  ventanillas, y un escape con salidas dobles en negro brillante.

El carácter atlético del modelo se ha mejorado aún más con la introducción de una suspensión de carácter más deportiva

En el interior, el Jeep Grand Cherokee S ofrece detalles anodizados en una tonalidad bautizada por la marca como Gun Metal, así como acabados en madera oscura y costuras en negro para el panel de instrumentos. Los pedales de metal brillante vienen del catálogo Mopar y los asientos de cuero perforado son similares a los empleados en la gama SRT, con costuras negras en contraste que se suman al carácter deportivo de este 4×4.

En cuanto a equipamiento se refiere, el Jeep Grand Cherokee S cuenta con todo lo necesario para sentirnos como en casa. El sistema de infoentretenimiento queda confiado a la última generación del sistema Uconnect con pantalla táctil de 8,4 pulgadas y compatibilidad con Apple CarPlay y Andoid Auto. Junto a este, una segunda pantalla de 7 pulgadas configurable conforma el cuadro de mandos. También se incluye un sistema de audio Alpine con subwoofer de 506 W y cancelación activa de ruido.

Tampoco faltan elementos enfocados al confort y a la seguridad como un techo panorámico corredizo, volante calefactable forrado en cuero, asientos delanteros con calefacción y ventilación (traseros solo calefacción), climatizador bizona, faros LED, acceso y arranque sin llave, portón trasero de apertura y cierre automático, lector de señales de tráfico o alerta de cambio involuntario de carril.

En nuestro mercado tan solo se podrá elegir con el motor turbodiésel 3.0 CRD de 250 CV y 570 Nm, asociado exclusivamente a un sistema de tracción total y una caja de cambios automática de ocho velocidades. Con esta mecánica, el Jeep Grand Cherokee S es capaz de cubrir el 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y alcanzar los 202 km/h de velocidad máxima. Según ficha técnica, el consumo medio del propulsor V6 está fijado en 7,5 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 198 g/km.

Fuente: Jeep
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta