A nadie le gustan los baches, pero son de esos problemas que parecen que debemos aguantar hasta que la carretera deba estar casi intransitable. Cuando entonces se decide arreglar la carretera, se envía a un equipo de operarios que tendrán que bloquear uno o varios carriles de tráfico durante un buen rato, mientras que corren el riesgo de ser golpeado por los conductores distraídos.

¿Pero es tan complicado rellenar un bache y arreglar una carretera? A partir de ahora puede que no tanto, ya que los gobernantes ya tienen la opción de hacerse con una Python 5000, un vehículo que puede controlar un único operario desde el interior de su cabina y que puede parchear baches de hasta 60 centímetros en unos dos minutos.

Una vez que llega al lugar donde está el bache, el conductor solo necesita bloquear sólo el carril que se encuentra en el bache, ya que no va a trabajar fuera de su vehículo. En su lugar, usará un joystick para maniobrar con el brazo extensible y giratorio en el frente de la máquina, que debe situar directamente sobre el bache. A continuación, aplica un chorro de aire comprimido para arrastrar toda la suciedad, asfalto suelto, agua y demás contaminantes que ocupen el agujero.

A continuación, se aplica una capa de aceite pegajoso por la superficie interior del agujero, que facilitará que se adhiera el nuevo asfalto. Luego, una cinta transportadora que va desde la tolva a través del brazo lleva asfalto fresco al agujero. Ese asfalto se mantiene a la temperatura de trabajo deseada en la tolva, gracias a que utiliza el calor de escape del motor del vehículo. Un rastrillo y un rodillo unido al brazo se utilizan posteriormente para impulsar el asfalto en su lugar, y luego se presiona hacia abajo en un parche suave acabado.

Según el fabricante, con sede en Saskatchewan (Canadá) los parches realizados por este vehículo son iguales en calidad a la superficie de la carretera original. Debe durar tanto como los arreglos realizados por los equipos de carretera tradicionales… o más, ya que estos simplemente colocan una palada de asfalto en un bache que no ha sido limpiado y preparado antes.

Este vehículo de llenado de agujeros es eficaz, incluso a temperaturas de hasta -40 º C, y permite que un solo usuario arregle en un día tres veces más baches que un equipo multi-persona.

El 5000 Python se inventó hace algunos años, pero ha vuelto a la actualidad informativa ya que  está siendo probado en la ciudad de Nueva York. Si lo hace bien en la Gran Manzanam quizá otras ciudades sigan el ejemplo.

Fuente: Python Manufacturing Inc.
Galería de fotos de la Python 5000:

Ver galeria (3 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta