El eCall es una iniciativa de la Comisión Europea prevista para proporcionar ayuda rápida a los automovilistas implicados en una accidente de tráfico en cualquier parte de la Unión Europea. El sistema que podría salvar más de 2500 vidas en accidentes de tráfico, propone emplear un dispositivo instalado en los vehículos para que en el caso de accidente se inicie una llamada automática al 112 de emergencias.

Este sistema de llamada de emergencia enviará datos como la posición, dirección del vehículo, tiempo del accidente o tipo de vehículo.

La asistencia sería en toda Europa y podría salvar muchas vidas y sobre todo reducir la gravedad de las secuelas en los heridos por accidentes de tráfico en un 10-15% de los casos, debido a la rápida actuación.

El sistema, que tiene un coste de unos 100 euros por cada vehículo, es un elemento de seguridad víal, que se convertirá en imprescindible en unos años.

La Comisión aspiraba a implementarlo hacia 2009, aunque ha sufrido un retraso, a causa de la dificultad de poner de acuerdo al mismo tiempo a todas las partes interesadas (fabricantes de automóviles, de equipos telemáticos, operadores de telefonía móvil, proveedores de servicios, protección civil, Centros 112, etc).

En caso de que no se avance en la implantación del sistema, el Ejecutivo comunitario decidirá si toma “medidas reglamentarias” para que esta tecnología se generalice en el conjunto de la UE. Por ahora 15 países  entre los que se encuentra España, han dado su apoyo pero otros como Francia, Reino Unido, Dinamarca e Irlanda no garantizan su implicación.

No obstante la Comisión Europea, está lista para fijar unas normas claras que obliguen a actuar a los Gobiernos, a la industria y a los servicios de urgencia según palabras de la comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding.

El Ejecutivo comunitario ha presentado como medida de presión diplomática una estrategia para que en 2014 todos los coches europeos nuevos estén dotados del sistema de llamada de emergencia única y ya será cuestión de tiempo la adhesión del resto de países comunitarios.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta