Aunque Land Rover tiene planeado lanzar una nueva versión de su todoterreno más icónico, muchos son los nostálgicos que echan en falta al Land Rover Defender “de toda la vida”. Su producción acabó de forma oficial el 16 de enero de 2016, pero hay quien aún se resiste a aceptar su muerte. Desde Polonia, nos llega el Land Serwis Defender que, efectivamente, se remonta al modelo original.

Land Serwis (“servicio” traducido al castellano) es un especialista que no solo mantiene y actualiza los Defender ya existentes la, sino que también cuenta con herramientas para crearlos desde cero. La compañía, con sede en Cracovia, es solo una de las cuatro empresas en el mundo (y la única fuera de Reino Unido) con la capacidad y beneplácito de Land Rover para gestar nuevos Defender. Su primer escaparate, un Defender pick-up Heritage Limited Edition de 2010 reconstruida y completamente restaurada.

Con el objetivo de fabricar un todoterreno mejor que el original, Land Serwis utiliza elementos de bastidor cortados con láser que son de uno a seis milímetros más gruesos que el acero que usó Land Rover originalmente. En lugar de barnizar los marcos para la prevención de la corrosión como lo hiciesen años atrás en las islas británicas, la empresa polaca utiliza galvanización en caliente. El jefe de la compañía, Piotr Kowal, dice que el chasis es “virtualmente eterno”. Pero lo mejor de todo, es que se puede personalizar a cada gusto.

Si el cliente quiere un motor en concreto, Land Serwis puede diseñar los montajes de motor adecuados en el bastidor antes de hacer el corte por láser. También se pueden añadir depósitos de combustible adicionales, cabestrante o suspensiones más robustas, entre otros. ¿Qué carrocerías son válidas? Cualquiera, desde las de tres puertas, hasta las de cinco o pick-up, así como con las distintas opciones de batalla en sus versiones 90, 110 y 130. Con la identificación y un juego de placas originales, la compañía puede recrear el coche desde cero.

Para este ejemplar que ilustra vuestras pantallas, el equipo de Kowal tomó como base una edición especial lanzada en 2010 en homenaje a la primera serie de 1947. La carrocería se ha pintado en el mismo color Grasmere Green Pearl con el techo en Alaska White del Defender más longevo de la marca. También se montan las mismas llantas de acero Wolf de 16 pulgadas, aunque con neumáticos de nueva factura Goodyear Wrangler MTs 235/85. La suspensión ha sido por una SuperGaz que eleva la altura del coche en cinco centímetros.

En el interior, los asientos se han revestido con cuero ecológico marrón, alfombrillas y revestimiento del techo a medida, y todas las piezas metálicas han sido revestidas de un material más suave al tacto. También se ha puesto especial atención en mejorar la insonorización, con nuevos sellos en las puertas y planchas acústicas Dynamat Xtreme. Las ventanillas cuentan con accionamiento eléctrico y dispone de aire acondicionado y calefacción.

Cada uno de los Land Rover Defender fabricados por Land Serwis contarán con la misma garantía de tres años o 100.000 kilómetros que Land Rover ofrecía originalmente. Pero claro, todo este lujo de detalles tiene un precio, y no es barato. Pero tampoco demasiado caro, teniendo en cuenta que ya nos hemos acostumbrado a ver trabajos así por encima de las seis cifras. En este caso, la tarifa parte desde los 59.900 euros, y ya lo que cada uno quiera gastar.

Fuente: Land Serwis
Vía: Car and Driver
Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta