Pininfarina y Bolloré han unido sus talentos para producir en serie el primer coche eléctrico alimentado por baterías y supercondensadores LMP. El diseño del BlueCar es compacto y elegante, con cuatro plazas, cinco puertas y está dotado con una transmisión automática, idóneo para la conducción urbana.

BlueCar ecológico
BlueCar ecológico

El corazón de este utilitario ecológico es una batería LMP (Litio, Metal y Polímero) que le otorga una autonomía de 250 km, pudiendo alcanzar una velocidad superior a los 40 km de media en un entorno urbano. Pero la característica más novedosa es la carga de la batería que puede realizarse tanto en una toma pública como en una doméstica. El tiempo de carga varía entre 2 y 6 horas dependiendo del tipo de toma, si es pública o estándar. Por lo que respecta al rendimiento del BlueCar, puede alcanzar los 130 km/h y una aceleración de 0 a 60 km en 6.3 segundos.

Tecnología e investigación han dado como fruto una batería capaz de almacenar cinco veces más energía que una batería tradicional, no requiere mantenimiento y tiene una vida útil aproximada de 200.000 km. Por otro lado, la batería LMP está realizada con materiales no contaminantes, por lo que al final de su vida puede ser recuperada y sus componentes reciclados o reutilizados.

Mediante la combinación de una batería LMP y una serie de super-condensadores se ha obtenido como resultado una mayor aceleración, más alcance gracias al reciclaje de la energía de frenada y una vida útil de las baterías más prolongada.

Otra contribución del BlueCar en materia medioambiental será la reducción de contaminación acústica ya que este pequeño ingenio automovilístico trabaja casi en silencio, al igual que la mayoría de coches eléctricos.

Su equipamiento interior utiliza la más avanzada tecnología. La pantalla superior que es táctil y utiliza imágenes en 3D es el núcleo central virtual del ordenador de a bordo. Está conectada a todas las funciones de la cabina interior: regulación térmica, GPS, sistema de audio, telefonía de manos libres y asistencia en carretera. Para comprobar a distancia el nivel de carga y el sistema de propulsión eléctrica, el BlueCar cuenta con un mando a distancia integrado en un teléfono inteligente.

Gracias al compromiso de operadores privados y autoridades locales, las grandes ciudades están implantado tomas de corriente eléctrica en los aparcamientos, hecho que impulsará el desarrollo de coches eléctricos.

Fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta