Es la gran noticia de actualidad. Desde hace un par de días un fuente temporal de viento y lluvia está azotando diferentes provincias del litoral mediterráneo de Andalucía, Valencia y Cataluña. Los principales daños se han registrado en Málaga, Almería y Murcia, donde se han llegado a registrar lluvias de hasta 200 litros por metros cuadrados. Además de los millonarios daños materiales, lo principal y más tráfico ha sido la muerte de 10 personas que no lograron encontrar refugio a tiempo.

Las intensas lluvias han vuelto a poner en cuestión la capacidad de las infraestructuras del país para hacer frente a este tipo de inclemencias meteorólogas. Aunque pare claro que ante un temporal de tanta intensidad los daños materiales son prácticamente inevitables, no es menos cierto que diversas infraestructuras no han resistido a la adversidad tanto como debieran.

Es el caso, por ejemplo, del derrumbamiento de un puente a la altura de la población murciana de Lorca, en la A7, en el punto kilométrico 584 dirección Almería. Testigos presenciales de lo sucedido han relatado que, alrededor de las 16:20 de la tarde, vieron caer el punte y la furgoneta que se aprecia en la fotografía. “La gente de la furgo salió, pero esta cayó después con el resto del puente”, aseguran los testigos, trabajadores de la empresa de transportes LVT.

Según fuentes oficiales de la Delegación de Gobierno en Murcia, el siniestro se produjo cuando los pilares del puente quedaron vencidos, provocando un socavón en la carretera que hace imposible el paso de los vehículos. Por tanto, la autovía A7 permanece cortada en ambos sentidos. La alternativa para los conductores es hacer uso del peaje Cartagena-Vera, donde, debido a lo excepcional de la situación, los conductores no tendrán que abonar el peaje.

Vía: El País

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta