Los radares y las multas que imponen son uno de los mayores miedos para los conductores. Y pueden convertirse en una verdadera pesadilla si encima existe la posibilidad de que algunos cinemómetros estén multando por encima de sus posibilidades debido a un error en su programación. Eso es precisamente lo que está denunciando Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que afirma que se han puesto miles de sanciones ilegales por un detalle que no debería de haber pasado desapercibido.

Lo que se expone es que algunos radares de la DGT colocados en carreteras convencionales están programados de manera errónea. Sabemos que desde enero se ha impuesto una velocidad máxima de 90 km/h en todas las vías de este tipo. Sin embargo, lo que no contemplan los radares de tramo es que es totalmente legal que los turismo y motocicletas rebasen en 20 km/h la velocidad de la vía cuando estén adelantando a otros vehículos que circulan a una velocidad inferior.

Eso es lo que queda recogido en el artículo 51 del Reglamento General de Circulación y es aplicable a carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano. De esta forma, podría rebasarse la velocidad hasta los 109 km/h si se está adelantando y no debería ser sancionable. La DGT tendría que haberlo tenido en cuenta al programar los radares de tramo en este tipo de vías, cosa que no se ha hecho según la AEA y motivo por el que se han formulado miles de denuncias por algo que no debería suponer una infracción.

Desde la AEA se señalan algunos de estos puntos que están multando en algunos casos en los que no deberían. Hablamos de algunos radares de tramo a 90 km/h de velocidad media como el que está en el kilómetro 479,9 (sentido creciente) de la N-122 en Zamora, de los que están en los kilómetros 132 (sentido decreciente) y 137,5 (creciente) de la N-630 en León, de los que hay en los kilómetros 259,1 (decreciente) y 264,1 (creciente) de la N-320 en Guadalajara o del que está en el kilómetro 486,5 (decreciente) de la N-430 en Albacete.

Fuente: Automovilistas Europeos Asociados

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta