El pasado año BMW Group celebraba su primer centenario con tres interesantes prototipos y la idea de que, además de ser fabricante, su futuro pasaba por ser un proveedor de servicios de movilidad premium. Y es aquí donde estra en juego MINI Sharing, un nuevo sistema de movilidad compartida en el que los propietarios de MINI (cualquier modelo de la gama fabricado después de marzo de 2018) puede compartir su uso (y sus gastos, si se desea) con hasta 10 personas mediante una app.

El servicio de MINI Sharing es por el momento un experimento, que se pone en marcha en Madrid por primera vez en el mundo. Pudimos conocer el sistema de primera mano en el primer coche donde se ha instalado el sistema y a partir del 22 de mayo (cuando se presenta al gran público en el salón de Madrid) se podrán empezar a solicitar.

¿Cómo funciona MINI Sharing?

Antes de nada, hay que tener en cuenta que esta es la primera versión del sistema, la 1.0 y MINI ha optado por crear pocas normas y ver cómo se comporta el usuario antes de incorporar novedades. Permite compartir tu coche con hasta 10 personas… que por las características iniciales del servicio en un principio deberíasn ser de tu círculo de conocidos.

El sistema requiere que te instales un módulo en el coche antes de nada. Se ubica en la guantera del coche (apenas ocupa espacio) y cuesta 99 € los tres primeros años. No se pide a fábrica, puedes montarlo a posteriori (siempre que, como decíamos antes, sea un modelo fabricado a partir de marzo de 2018. Es módulo que funciona con Bluetooth es lo que permite abrir y cerrar el coche desde el móvil, además de desbloquear el arranque, una llave virtual. Los primeros coches con él estarán en funcionamiento en julio.

Luego, el usuario se baja la aplicación (para Aple superior a IOS 10 y Android 5.0), muy intuitiva y sencilla de usar, para empezar a invitar hasta a 10 amigos y familiares con su e-mail. El propietario es quien establece las normas de uso (como por ejemplo devolver limpio, repostar gasolina o definir el lugar (o  donde pueden recoger y devolver el coche tras utilizarlo.

El conductor invitado

Si te invita alguien a compartir tu MINI tendrás que descargarte también la app. El primer paso es seleccionar día y hora en el que quiere utilizar el coche y reservarlo. El propietario tendrá que aceptarlo… y es el único (obviamente) que puede decidir fechas en que el coche no está disponible.

Después de ser aprobada la cesión del coche, al conductor se le indica la ubicación del mismo, así como el camino más rápido para llegar hasta el mismo. Una vez al lado del coche, puede abrirlo desde la app y desbloquear el motor. Después de usarlo, la aplicación establece un coste de uso (establecido en 0,30 € por kilómetro y que el propietario no puede variar) y el conductor podrá pagarle (vía Paypal, único medio de pago en un principio) o no.

Las dudas

Si has llegado hasta aquí, es posible que te surjan preguntas, al igual que nos pasó a nosotros durante la presentación. La primera: ¿Cubre un seguro todo esto? Pues sí. En MINI han llegado a un acuerdo con Maphre, que apoya esta iniciativa con una oferta de seguro a todo riesgo por 730 € al mes, con 450 € de franquicia. Este punto es el que ha limitado a diez el número de usuarios del sistema (puedes ir quitando y añadiendo… pero nunca llegar a once).

No se trata de una fórmula para ganar dinero con un coche, ya que la esstimación de 0,30 € por kilómetro, basada en los costes de uso de un MINI durante un año y 20.000 km anuales, nos resulta algo escasa… y, como decíamos, el propietario no puede variarla. Además, el pago por el uso, al menos por el momento, es voluntario. Eso fomentará otro tipo de acuerdos (te dejo el coche un par de días y me lo devuelves con el depósito lleno y lavado, por ejemplo)… que son más proclives a realizarse entre amigos y familiares que con desconocidos.

Por cierto… ¿estos ingresos hay que declararlos? Desde MINI recomiendan ver cada caso particular con un asesor, pero como la intención no es la de hacer negocio sino de economía colaborativa, no debería haber mayor problema. Y no, MINI no gana directamente nada con esta apuesta,

El coche integra también una tarjeta SIM, pero su función no es para que el dueño conozca su ubicación en todo momento (para eso hay una aplicación de MINI Connected).

Como ves, es un punto de inicio (que de nuevo apuesta por Madrid como laboratorio a nivel mundial) sobre el que MINI investiga nuevas formas de movilidad con sus coches. La marca imagina un futuro en el que cualquier MINI sea tuyo…. que pueda ser de 10 personas es un buen punto de partida.

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta