En una investigación que lleva ya tiempo abierta por parte de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), se está analizando la responsabilidad de Goodyear en accidentes con heridos y víctimas mortales durante estos últimos veinte años en Estados Unidos.

La investigación, nació como consecuencia de un gran número de denuncias recibidas por la administración poniendo sobre relieve que Goodyear vendía neumáticos defectuosos.

Siendo Goodyear, en este caso,presunto responsable directo de una serie de accidentes que mataron o hirieron a un total de 95 personas durante estas dos últimas décadas. 

La acusación sostiene que Goodyear ofertó neumáticos para turismos diseñados originalmente para camiones de reparto y fuera de autopista. Además, van un paso más allá y denuncian que Goodyear sabía de la peligrosidad de sus neumáticos y que la mantuvieron oculta alegando secreto industrial.

Tras la citación por parte de la NHTSA para investigar dicha acusación, Goodyear ha respondido de inmediato con una predisposición clara de poner luz sobre los hechos. Su portavoz, Jim Davis, sostiene que siguen creyendo que dichos neumáticos carecen de cualquier defecto de seguridad.

Los neumáticos en cuestión, son el modelo G159 RV. Los cuales estuvieron en producción hasta el año 2003. Durante los siete años que estuvo vigente su venta, se produjeron alrededor de 40.000 neumáticos.

Neumáticos G159 RV

Así, la acusación sostiene un patrón común en una serie de accidentes que ocurrieron desde 1998 hasta el 2015, la ineficacia de los neumáticos. 

Ante las primeras peticiones de información por parte del Centro por la Seguridad Vial y la Justicia, Goodyear las desestimó obstruyendo la investigación. No obstante, tras la celebración de un juicio en Arizona, el juez falló a favor del centro defendiendo que la información para el consumidor era más importante que el secreto industrial.

En estos momentos resulta complicado conocer la cifra de cuantos vehículos equipan estos neumáticos en Estados Unidos. Sin embargo, el comunicado de la NHTSA remarca la posibilidad de acudir a un vendedor oficial de Goodyear para realizar una inspección gratuita.

El comunicado también especifica que Goodyear tiene hasta el cuatro de mayo para responder a una serie de preguntas clave sobre la seguridad de sus neumáticos.

Fuente: The New York Times

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta