La llegada del nuevo año traerá la puesta en vigor en la Unión Europea de la nueva normativa Euro5, que regula las emisiones contaminantes de los vehículos que circulan por las carrreteras comunitarias.

El regalo de año nuevo no lo es para todos y es que algunos coches que circulan en la actualidad ya no podrán hacerlo por el viejo continente. Uno de estos casos es el del majestuoso Land Rover Defender, que a partir del próximo año sólo podrá adquirirse como vehículo industrial por su alto nivel de emisiones de dióxido de carbono.

Pese a todo, la firma británica perteneciente al grupo hindú Tata Motors continua confiando en sus posibilidades comerciales y ya prepara una nueva versión que también verá la luz en 2011.

El modelo actualizado del Land Rover Defender mantiene las cuatro carrocerías de su antecesor; el 90, el 110, el pick up y el doble cabina y todos ellos guardarán un motor diesel de 2,4 y 122 caballos con tracción permanente a las cuatro ruedas.

La velocidad máxima está fijada en 132 kilómetros por hora, con una aceleración de 0 a 100 km en 15,8 segundos. Para el de 90 el consumo es de 10 litros a los 100 mientras que el 110 sube hasta los 11 litros.

El Land Rover Defender 2011 es capaz de remolcar un peso de hasta 3500 kilos y superar pendientes de 45º. Esta nueva versión off-road estará vigente hasta el 2013.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta