Desde 1948 en la carretera. Nada menos que 63 años lleva el Land Rover Defender sorteando todos los obstáculos que salían a su paso.  Y cuando parecía que no podría sortear el último, la dura legislación ambiental, el legendario todoterreno británico se adapta a este nuevo terreno.

Y es que el Defender necesitaba un nuevo motor con filtro de partículas para cumplir con la normativa de emisiones Euro V para poder venderse en Europa (se llegó a especular que sólo se vendería como industrial). Pero llegó el nuevo propulsor, un bloque de 2,2 litros (el mismo del Freelander, pero con menos potencia).

Este motor reemplaza al 2.4, pero no se deja por el camino ni caballos ni prestaciones: Son 122 CV y 360 Nm a 2.000 rpm. Según los datos que ha facilitado Land Rover, la aceleración de 0 a 100 km es de 14,7 segundos.  La velocidad punta sube de 132 hasta 145 km/h. Y las emisiones de CO2, el gran caballo de batalla, son de 266 gr/km en el Defender 90 (tres puertas), con un consumo  de 10 litros cada 100 kilómetros. En la versión larga sube a 295 gr/km y 11 litros.

Además, el nuevo Land Rover Defender 2012 montará una caja manual de seis velocidades. Cambia respecto a la anterior: La sexta marcha es más larga (para reducir en consumo y el ruido a velocidades altas) la primera es más corta para mejorar la capacidad de remolque.

Los precio del Land Rover Defender 2012 parte de 30.350 euros (el 90 SW E) y de 33.900 euros (el 110 SW E), más 610 euros en concepto de transporte. La oferta (bajo pedido), abarca hasta tres batallas en las versiones estándar o de gran rendimiento (con mayor capacidad de carga) y un total de 14 carrocerías diferentes: con capacidad de dos hasta nueve pasajeros además de las variantes paar vehículos especiales: ambulancias, plataformas hidráulicas móviles e incluso coches de bomberos para aeropuertos.

Esos son los precios del nivel de equipamiento básico “E” al que se le pueden añadir seis packs de equipamiento. Estos packs, que desgloramenos más adelante, cuestan entre 664 y 4.478 euros. Además, Land Rover ofrece otros elementos opcionales como otras llantas y neumáticos, techo solar, limitador de velocidad a 120 km/h y, en el defender SW, poder contar con siete plazas.

Packs de equipamiento:

Convenience Pack: El más básico básico: incluye elevalunas delanteros eléctricos y cierre centralizado remoto.

Cold Climate Pack: Mejora el confort en zonas frías. Sólo incluye asientos delanteros calefactados y  cristal térmico.

S Pack: Añade reproductor de CD, alfombrillas interiores, elevalunas eléctricos delanteros, cierre con control remoto, cristales traseros, luneta trasera térmica + limpiaparabrisas, guardabarros delanteros, techo para SW y asientos de tela.

SE Pack: Además de lo anterior, entrada auxiliar para el reproductor de CD, así como los contornos de los faros y rejilla delantera en acabado Brunel, guardabarros delantero, estribos laterales, pasos de rueda en color carrocería, suelo enmoquetado, asientos tapizados parcialmente en piel, volante de piel y red de almacenamiento trasera en los modelos Station Wagon y Hard Top.

– Leather Pack: Asientos tapizados parcialmente en piel y volante de piel (por primera vez en todos los modelos de la gama).

– Off-Road Pack: ofrece ABS especialmente tarado para campo, llantas de alto rendimiento y neumáticos MTR, bola de remolque, barra de protección del chasis, suspensión reforzada y paneles laterales en aluminio.

Fuente: Land Rover
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

3 COMENTARIOS

  1. ¿Es de Tata? ¿Existe tapiceria en cuero? ¿Cambio automático? ¿Sólo se promociona el corto? ¿Se fabrica todavia el 110?

  2. Sólo se fabricará con este motor. Lo habrá largo y corto, como se dice en el artículo: (parte de 30.350 euros (el 90 SW E) y de 33.900 euros (el 110 SW E).
    Y sí, Land Rover sigue siendo de TATA como Jaguar.

Deja una respuesta