El Plan PIVE ha supuesto un alivio para la automoción española. Las ventas de coches en noviembre siguen bajando respecto al año pasado, pero la caída se ha frenado, sobre todo en el mercado de parcticulares. Lo que ocurre es que el PIVE no incluye a todos los coches (no deben sobrepasar lo 160 gramos/kmn de emisiones de CO2). De ahí que las marcas vayan incluyendo en sus modelos nuevas motorizaciones más limpias que les permitan beneficiarse de este plan de renovación del parque móvil.

Uno de esos ejemplos es Peugeot, que acaba de iniciar la comercialización de su nueva motorización 1.8 HDi 115 CV para el Peugeot 4008. Con unas emisiones de CO2 de 129 g/km, este modelo se convierte en uno de los pocos vehículos 4×4 del segmento C que se pueden beneficiar de las ventajas que ofrece el Plan PIVE. El nuevo propulsor de acceso a la gama tiene un par motor máximo de 270 Nm, ofrecido desde 1.750 rpm, combinado con la eficiente tracción 4×4 S-AWC (Super All Wheel Control).

El Peugeot 4008, basado en la misma plataforma que el Mitsubishi ASX y el Citroën C4 Aircross, es un coche habitable, compacto y manejable. Ae adapta perfectamente también al ámbito urbano.

El nuevo 4008 ya está disponible para pruebas y entrega inmediata desde comienzos de este mes de diciembre. El nivel de equipamiento que se ofrece es el Allure, que incluye pintura metalizada y techo solar panorámico, con un precio final (incluyendo la ayuda del Gobierno) de 26.392 euros.

Recordemos que el Peugeot 4008 mide 4,34 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,63 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,67 metros. Está homologado para cinco plazas y cuenta con un maletero de 416 litros de capacidad.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta