Logo de Noticias Coches
emisiones CO2 contaminacion
Luis Ramos Penabad

Para que el aire se considere limpio tendrá que estarlo aún más

¿Cuándo se considera que el aire está limpio? Hasta el momento todo el mundo establece la calidad del aire según las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecidas en 2005. Pues bien, la propia OMS ha endurecido sus umbrales.

Las cifras asustan. y es que anualmente se producen siete millones de muertes prematuras y otros problemas de salud debido a los niveles de contaminación del aire, sobre todo en las ciudades. Bajar los límites supone una llamada de advertencia a los gobiernos para atajar este problema.

Seis tipos de contaminantes

La contaminación se debe sobre todo a quema de biomasa y de combustibles. Sí, se señala directamente al tráfico rodado. La OMS establece nuevos límites de exposición segura respecto a seis contaminantes:

  • Partículas de menos de 2,5 micras de diámetro (PM₂,₅). Se reducir a la mitad la exposición máxima recomendada anual de estas partículas en suspensión, particularmente dañinas, de 10 microgramos por metro cúbico a 5.
  • Partículas de menos de 10 micras (PM₁₀): Mayores que las anteriores, el límite anual se reduce de20 microgramos por metro cúbico a 15.
  • Dióxido de nitrógeno (NO₂): Es el contaminante que más se rebaja, desde 40 microgramos por metro cúbico a apenas 10. Se señala con ello a los coches diésel… pero también a los de gasolina. La movilidad eléctrica en ciudad debería avanzar sí o sí para reducirlos.
  • Ozono (O₃): En este caso se mantienen los límites establecidos en 2005.
  • Monóxido de carbono (CO): El umbral máximo es de 4 miligramos por metro cúbico en 24 horas (cambia la medida del tiempo).
  • Dióxido de azufre (SO₂): Tras analizar diferentes estudios, se aprueban restricciones más laxas. Ahora el límite se establece en 40 microgramos por metro cúbico cuando antes eran 20.

Problemas de salud por la mala calidad del aire

Al hacer públicos los nuevos umbrales, la OMS ha recordado los problemas que pueden sufrir, sobre todo los niños, por la contaminaci´ón ambiental. Desde reducción del crecimiento y las funciones pulmonares, infecciones respiratorias y agravamiento del asma.

Pero los adultos no nos libramos. Entre las causas de muerte prematura que la ciencia ha identificado están la cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares. También existen pruebas de otros efectos como diabetes y enfermedades neurodegenerativas. El aire contaminado se sitúa, según la OMS, al mismo nivel que el tabaquismo o una mala dieta.

¿Qué supone el cambio en España?

Los nuevos límites seguros no implica que se vaya a endurecer la ley para adecuar la calidad del aire a esta disposición de la OMS. Eso sí, la Unión Europea, según ha adelantado la Comisión, tomará como referencia las nuevas directrices como referencia para la directiva que establece los umbrales máximos de contaminantes.

En el ejemplo del nitrógeno (NO2) en el que el tráfico rodado tiene tanto que ver, hasta ahora solamente dos ciudades españolas, Madrid y Barcelona, superaban los límites. Si el nuevo umbral de seguridad que establece la OMS se transpone en una directiva europea y llega a ley,  solamente siete de las 80 ciudades más grandes del país lo cumplirían: Badajoz, Benidorm, Cáceres, Elda, Palencia, Telde y Zamora.

En declaraciones a El País, un representante de Ecologistas en Acción indicaba que «la población afectada por el NO₂ pasa de siete a 33 millones”.  Casi el 70% de los habitantes del país. Y las diez urbes con peores datos triplican el nuevo límite. Eso en el caso del nit´rogeno. Si vemos las partículas pequeñas, afectaría al 92 % de los habitantes de España (en torno un 84 % con las partículas más grandes).

No es algo que afecte únicamente a España. Si analizamos los datos de calidad del aire de la Agencia Europea del Medio Ambiente, vemos que ninguna de las 27 capitales de los Estados de la Unión Europea estaría dentro de los nuevos límites.

Lo más lógico sería que las leyes europeas vayan endureciéndose progresivamente (así ocurrió con la norma europea de calidad del aire de 1999). Pero más allá de lo que ocurra en el mundo desarrollado, donde la calidad del aire ha ido mejorando poco a poco, es en los países de bajos ingresos donde la contaminación aumenta, ya que además del tráfico hay que sumar la quema de biomasa y el uso de carbón en calefacciones y cocinas.

Fuente: IQ Air, El País

  • contaminación
  • salud