Para los que crean que dede el inicio de la crisis la estrategia de la DGT se simplifica en la mera recaudación, lo sucedido con sus colegas portugueses deja a nuestros compatriotas como una simpática organización altruista.

Tras más de tres meses de intensa polémica, el Gobierno portugués ha aprobado convertir en  autopistas cuatro autovías gratuitas hasta ahora. En Galicia se verá afectada la A-24 que une la frontera ourensana de Verín y Chaves con la localidad de Viseu. El peaje afecta también a la A-22, que atraviesa Algarve y conecta con Andalucía, la A-23, en el Alentejo, y la A-25, próxima a Salamanca. 

Así desde el próximo 8 de diciembre (coincidiendo con el puente de la Inmaculada), viajar desde España al Algarve una de las zonas más turísticas de Portugal a través de la A22 dejará de ser gratuito y pasará a costar el equivalente a 8 céntimos de euro el kilómetro, un total de 77 euros para los turismos y 127 euros para los camiones.

El pago se realiza a través de un dispositivo electrónico debido a la ausencia de barreras. Para efectuarlo se han establecido tres modalidades distintas:

La primera consiste en adquirir el dispositivo en una sucursal de Caixa Geral de España, por un precio de 29,5 euros, para posteriormente abrir una cuenta en la entidad asociada al aparato, ingresando un mínimo de 50 euros. De esta forma, cada vez que el conductor atraviese la línea de peaje, el coste del mismo le será cargado de forma automática en la cuenta. Si al cabo de un mes el conductor no ha agotado los fondos, se procederá a la devolución del dinero sobrante.

La segunda opción pasa por la compra de un sello pre-pago válido para tres días por un precio de 20 euros, por el cual el usuario podrá circular por la autovía del Algarve, y el resto de las de peaje electrónico, tanta veces como desee. El mismo puede adquirirse a través de internet en la web de Correos de Portugal, en oficinas postales y en determinadas gasolineras.

Por último, la tercera opción consiste en el alquiler del dispositivo electrónico en oficinas de Correos de Portugal y tiendas Vía Verde por un coste de 6 euros la primera semana y 1,5 euros por cada semana extra. Además, hay que desembolsar 27,5 euros de fianza por el aparato, cantidad que será devuelta a la entrega del mismo, y realizar una pre-carga mínima de 10 euros (20 euros para vehículos pesados).

Vía: El Mundo, La Voz de Galicia

3 COMENTARIOS

  1. ESTO ADEMAS DE UN ROBO ES EL COLMO DE LA CORRUPCION, OBLIGAN A ABRIR UNA CUENTA EN UN BANCO PARA ROBARNOS. LA EUROPA DE LA LIBERTAD, DE LA LIBRE CIRCULACION SE HA IDO A LA MIERDA.

  2. Pues, tenia planes hacer unos viajes turísticos a Portugal – ahora los dejo. Espero ser uno de los muchos, y que el sector hostelero portugués cuente más con japoneses.

    • Lo peor (además del precio exagerado de los peajes) es tener que comprar sí o sí el puñetero dispositivo de marras. Mucha gente de Galicia me ha comentado lo mismo que tú, kurdel, que viajarán a otros sitios este puente de diciemrbe o en Navidades por el engorro de los peajes y el dispositivo electrónico.

Deja una respuesta