¿Te gustaría tener un biplaza con mucho, pero mucho estilo? El PGO Cévennes es un descapotable con una diseño muy especial ya que recuerda a modelos como el Volkswagen New Beetle Cabriolet y al Porsche 356. Lleva un motor de gasolina 2.0 de 140 CV que se ubica en la parte trasera del vehículo, en el centro. Si quieres mantener el espíritu de los clásicos puedes comprarte el tuyo con una caja de cambios manual de cinco velocidades por 39.900 €. A los que prefieran el cambio automático, este PGO puede llevar uno de cuatro relaciones con lo que el precio sube a 42.621 €. Ambos modelos tienen tracción trasera.

PGO Cevennes
PGO Cevennes

El Cévennes es un modelo muy exclusivo, no tendrás que ver a media ciudad con un coche como el tuyo. Hasta julio de 2009 sólo se han vendido en España tres unidades, dato bastante lógico si tenemos en cuenta que la marca apenas está asentada en nuestro país y que sólo hay un distribuidor oficial. Este modelo es prácticamente el mismo que el PGO Speedster II y el PGO Hemera que son los otros dos coches que la marca vende en España (descapotable y cupé). Las diferencias son mínimas y se encuentran en la carrocería y en algunos detalles de equipamiento. Si estás pensando en comprarte el Cévennes deberías tener un buen lugar para guardarlo porque coches como estos no se ven por la calle. Sus medidas son 3,70 m de largo, 1,67 de ancho y 1,20 de alto.

Si el diseño te ha gustado, conducirlo será un verdadero placer. El motor no es especialmente potente pero sí suficiente para que puedas divertirte al volante. La suspensión es dura y seca de estilo deportivo. Con el cambio manual, tendrás más sensación de contundencia al pisar el acelerador. Aunque según la marca los datos con ambos cambios son los mismos: acelera de 0 a 100 km/h en 7,0 segundos y la velocidad máxima es de 200 km/h. Merece la pena gastarse el dinero ya que comparado a coches similares el Cévennes es el que acelera más rápido y alcanza una mayor punta.  Por el contrario gasta más que la media, 8,2 l/100 km con el cambio manual y 8,4 l/100 km con el automático aunque puestos a dejarnos la pasta este no es un factor relevante.

PGO Cévennes estático
PGO Cevennes

El diseño exterior de este biplaza es muy elegante y en él las cosas se ven casi de otra manera. El techo plegable es de material textil y no necesita ser guardado sino que se pliega tras los asientos. Pero tranquilo, lleva una funda que lo protegerá de las inclemencias, si cae una granizada no tendrás que comprar otro para el consuelo de tu bolsillo. Por dentro te sentirás como Al Capone en uno de sus grandes coches. El diseño es muy clásico y ni tu suegro podrá ponerte pegas sobre el coche que te has comprado.

El equipamiento es limitado pero es lo que pasa cuando uno quiere comprarse un coche como el PGO. Serás muy original pero no podrás disfrutar de elementos como el ABS, airbags de ningún tipo, control de estabilidad o dirección asistida. Lo que sí lleva de serie es aire acondicionado, parabrisas calefactado, volante con ajuste vertical, tapicería de cuero, volante y pomo de cuero, llantas de aleación, cierre centralizado, elevalunas eléctricos y espejos exteriores eléctricos. Opcionalmente la casa sólo te ofrece la alarma antirrobo por un precio de 300 € y la pintura metalizada por 500 €. ¿Qué más necesitas más? Pues por si te falta alguna cosa, Renovatio Cars (el único distribuidor oficial de los modelos PGO en España) ofrece otros elementos que se montan en el concesionario como volantes Momo e Isotta, navegadores para que no te pierdas o arcos de seguridad si te vas a quedar más tranquilo llevándolos.

Fotos del PGO Cévennes:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta