Me llama el CEO de Coches.com a las nueve y cuarto de un martes y me dice, ¿te apetece venir a la Porsche Premiere Cayenne y Panamera? Es mañana a las nueve de la mañana. Tardé tres milésimas de segundo en responder: ¡Claro! ¡Genial! ¡Encantado!

Tenía la duda si en una Premiere tan exclusiva tendríamos la oportunidad de probar los coches, sigue leyendo que lo contaré todo 😉

Llegamos antes de las nueve como nos habían pedido a la Finca La Muñoza, muy cerca de El Pardo en Madrid. Los jardines de la finca estaban decorados de forma espectacular por muchos de los modelos Porsche: 911 Carrera, Cayman, Boxster y, por supuesto, los protagonistas: Cayenne y Panamera. En fila seis Panameras y en batería otros seis Cayennes aseguraban la prueba dinámica para 24 invitados que fuimos llegando pocos a poco.

Nuevos Porsche Cayenne en batería
Nuevos Porsche Cayenne en batería

Tras el desayuno en un breve briefing, nos explican el momento que vive la marca Porsche con una diversificación real de productos, todos deportivos eso sí, pero que se adaptan a diferentes perfiles de clientes que buscan además de deportividad y exclusividad, espacio o aptitudes TT. Siguen contándonos, algunos datos técnicos del Cayenne como la eliminación de palanca reductora, totalmente lógico si solo un 1 % de sus usuarios utiliza este coche fuera del asfalto. También del Panamera que no es una berlina sino un deportivo donde 4 personas pueden viajar con la misma comodidad en cualquiera de sus asientos (aunque todos sabemos que asiento es el más sugerente).

Nos distribuyen por parejas en dos grupos. A nosotros nos toca el grupo Cayenne, por tanto empezamos la ruta por el campo de Tres Cantos sobre un Porsche Cayenne S con motor V8 de 4,8 l. de inyección directa y admisión variable que desarrolla 400 CV y un brutal par motor de 500 Nm a tan sólo 3.500 rpm. Es una maravilla subirlo de vueltas. La caja de cambios automática es muy efectiva. En posición normal reina la suavidad y nos lleva en un régimen asombrosamente bajo, en sexta velocidad a 70 Km./h. Sin embargo en modo sport cambia todo, con pisar el acelerador pasa de sexta a segunda en décimas de segundo… ¡espectacular!

Nos llama la atención la cantidad de controles que se disponen en la consola central, por un lado los controles de climatización, la palanca de cambios con modo secuencial (en la propia palanca y en volante) y los botones del modo de cambio y desconexión del control de estabilidad. También los controles de la suspensión neumática, nos fueron muy útiles por las pistas que nos llevaron: en algunas de las pendientes el aviso de proximidad delantero pitaba por los pocos centímetros que separaban el sulo del parachoques al inclinarnos en las pendientes y el hecho de poder subir la suspensión permitía pasar mejor por cualquier sitio.

Ló unico que penalizaba en campo, la unidad que probamos, fueron las ruedas de perfil bajo, eso sí para carretera y tratando de encontrar los 400 CV, son una delicia. La sensación de conducir este Cayenne es la de un deportivo muy muy rápido

Llegamos al Asador en Colmenar Viejo donde nos encontramos con la caravana de Porsche Panamera y disfrutamos de un aperitivo. Intercambiamos impresiones de los diferentes Cayennes que hemos conducido y observamos los Panamera que conduciremos en breve. Aunque lo mejor de la parada fueron las tortillas de patata del aperitivo: ¡qué ricas!

Nos ponemos de nuevo en marcha esta vez en un Porsche Panamera 4,  3,6 l en 6 cilindros con 300 CV y 400 Nm. Son 100 CV menos que el Cayenne y la verdad es que se notan. Mejora la caja de cambios PDK de 7 velocidades que es rapidísima y lee muy bien lo que quieres hacer sólo atendiendo al grado de pisado del pedal derecho.

Leds traseros Porsche Panamera
Leds traseros Porsche Panamera

La estabilidad es algo muy notable, seguramente la tracción a las 4 ruedas de nuestra unidad ayudaba bastante. En buena lógica no estábamos en circuito para llevar el coche al límite de sus posibilidades, pero intentado buscarle las cosquillas, ni siquiera saltaba el control de estabilidad (por cierto, nos deshabilitaron la opción de desconectarlo) esto otorga una seguridad que, personalmente, no había sentido en ningún otro coche.

Son realmente llamativos los Porsche Panamera, lo pudimos comprobar al pasar por Guadalix de la Sierra: llama la atención a la gente ver un Porsche con las dimensiones y las puertas de un Mercedes CLS, eso sí con 4 plazas tipo backet muy cómodas y la imagen inconfundible de Porsche.

Llegamos de nuevo a la finca, tras habernos divertido mucho y habiendo roto el mito que dice que la marca de Stuttgart sólo sabe fabricar coches deportivos rudos y difíciles de conducir. Ahora puedes conducir cualquiera de sus modelos como el coche de mayor confort del mundo y exigirle, en otro momento, las prestaciones de un deportivo pura sangre.

Queremos dar las gracias a los responsables de Porsche por la invitación al evento y a los organizadores por su buen hacer. Pronto os relataremos nuevas experiencias.

Galería de fotos:

Ver galeria (22 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta