El Peugeot 3008 HYbrid4 lleva rondando desde que se anunció la versión convencional del crossover enmarzo de 2009. Sin embargo, todo lo que habíamos visto hasta ahora eran imágenes de prototipos, así que hoy toca actualizar la imagen que tenías del modelo con las primeras fotos oficiales del híbrido, que no varía demasiado su aspecto ni su apartado técnico.

peugeot-3008-hybrid4-05
Peugeot 3008 HYbrid4

Con la adopción de la tecnología HYbrid4, el Peugeot 3008 se convierte en el primer coche de serie ‘Full Hybrid’ diesel comercializado en el mundo. Este coche es la concreción de un proyecto que ha puesto de manifiesto toda la maestría de unos ingenieros capaces de conseguir un resultado a la altura de las exigencias medioambientales de la Marca, garantizando al mismo tiempo una conducción repleta de sensaciones. Y supone, al mismo tiempo, la virtuosa y original asociación del diesel y la electricidad.

Adaptar la tecnología HYbrid4 al crossover 3008 era una evidencia. Este crossover ya era el fruto de la hibridación de diferentes conceptos automovilísticos: SUV, berlina, monovolumen compacto, cupé… A todo ello se añaden los beneficios del sistema HYbrid4, que asocia, en este caso y por primera vez, el diesel con la electricidad para adecuarse perfectamente a lo que esperan los clientes: 4 ruedas motrices “ecológicas”, una potencia controlada, un alto nivel de seguridad, una modularidad intacta y sensaciones de conducción renovadas en un marco ecoresponsable.

Estas nuevas sensaciones se expresan a través de diferentes dimensiones: el silencio de funcionamiento, con la posibilidad de rodar sólo con el motor eléctrico; la serenidad que proporciona la seguridad derivada de las cuatro ruedas motrices; unas prestaciones de alto nivel asociadas a un comportamiento en carretera de primer orden y una libertad y facilidad de uso únicas gracias a los cuatro modos de conducción seleccionables: ZEV, 4WD, Sport y Auto.

En el apartado de las prestaciones, el 3008 HYbrid4 aprovecha la suma de las potencias del motor térmico y del eléctrico en las fases de aceleración para proporcionar un plus de potencia inmediato (función ‘boost’). La potencia máxima combinada puede alcanzar los 147 kW (200 CV) al sumarse los 120 kW (163 CV) del 2.0 l HDi FAP y la potencia provisional en cresta del motor eléctrico (27 kW que equivalen a 37 CV).

Desde un punto de vista funcional, un mando giratorio de selección situado en la consola central permite al conductor elegir entre cuatro modos distintos.

peugeot-3008-hybrid4-14
Cuatro modos de conducción

Modo ‘auto’: la electrónica gestiona automáticamente el conjunto del sistema, en especial las transiciones entre el motor térmico y el eléctrico. Permite un equilibrio óptimo entre consumo contenido y prestaciones dinámicas.

Modo ‘ZEV’ (Zero Emission Vehicle): da acceso a un modo eléctrico extensivo. La puesta en marcha del motor térmico queda, en este caso, limitada a las fases de aceleración más notables. Para ello, es necesario que las baterías de alta tensión estén lo bastante cargadas. El vehículo se convierte entonces en un vehículo ‘ciudadano’, debido a la ausencia total de emisiones contaminantes y sonoras.

Modo ‘cuatro ruedas motrices’ (4WD): da la consigna a ambos motores de funcionar al máximo de manera combinada. De este modo, el motor eléctrico acciona las ruedas traseras y el térmico las delanteras. Tranquilidad, seguridad, confort de conducción… las cuatro ruedas motrices consiguen prestaciones dinámicas suplementarias. El HYbrid4 permite, en efecto, a baja velocidad, una motricidad digna de un todocamino y equivalente a la de un SUV: El conductor no sufrirá cuando deba enfrentarse a un camino embarrado o a una cuesta nevada camino de una estación de esquí.

Modo ‘Sport’: privilegia las leyes de cambio de marcha más rápidas y a regímenes de motor más elevados que en el modo Auto. En este modo, la noción de ‘potencia controlada’ tiene su razón de ser: la suma de los motores térmico y eléctrico genera un plus de brío que las cuatro ruedas motrices reparten para pasar al suelo de la mejor manera para una estabilidad y unas sensaciones que harán las delicias de los aficionados a la conducción deportiva.

La elección de la arquitectura estuvo marcada por la búsqueda de una eficacia y una coherencia óptimas. De este modo, la tecnología HYbrid4 utiliza dos motores que pueden funcionar de manera alterna o simultánea: el motor térmico funciona de manera óptima en trayectos por carretera y autopista o extra-urbanos y sigue siendo el más eficaz y polivalente para asegurar la movilidad de cualquier vehículo; el motor eléctrico toma el relevo al térmico en las fases de rendimiento más débil, en especial en la puesta en marcha, cuando se rueda a baja velocidad o en las deceleraciones (recuperación de energía), básicamente en condiciones urbanas.

El paso del motor térmico al motor eléctrico se realiza automáticamente gracias al STOP & START, un alternador de arranque que pone el coche en standby y arranca el motor térmico cada vez que las condiciones así lo imponen (aceleración, baterías descargadas…).

Los dos motores pueden, igualmente, sumarse en determinadas condiciones mediante la función ‘boost’ en, por ejemplo, aceleraciones fuertes al adelantar. Las prestaciones del HYbrid4 son, por tanto, directamente comparables a las que se obtendrían con un único motor térmico de cilindrada superior, con mayor brío pero beneficiándose de una auténtica revolución en términos de reducción de consumo y de emisiones de CO2 (del orden de un 35 % menos en ciclo mixto para unas prestaciones equivalentes).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta