Logo de Noticias Coches
Tunel-Rotonda-Submarina Islas Feroe Dinamarca (1)
Luis Blázquez

La primera rotonda submarina ya es una realidad en las Islas Feroe (Dinamarca)

Aparte de su llamativa apariencia, esta glorieta es la primera rotonda submarina, ubicada en un cruce de los túneles que unen las dos Islas Feroe más pobladas: Streymoy y Eysturoy. Marca el centro geográfico del área disminuyendo el tiempo de viaje de 64 minutos a tan solo 17. E incluso podría convertirse en un atractivo para los turistas extranjeros. Ubicadas en el Atlántico Norte, las Islas Feroe son una nación autónoma constituida por 18 islas dentro del reino de Dinamarca.

El túnel de Eysturoy conecta con Tórshavn, la capital de las Islas Feroe, un territorio con las islas de Strendur y Saltnes al norte. La red de túneles tiene un total de 11,24 kilómetros de largo y se espera que el gran público comience a utilizar el primero de ellos desde finales de 2020. Hasta ahora, la ruta desde la capital a esos puntos del norte del país se extendía por 55 kilómetros. Cuando se abra el nuevo complejo subterráneo, el viaje será de apenas 17 km, una reducción de casi el 70 % de la distancia. Y también será una zona más bonita sobre la que pasar.

La construcción del túnel de Eysturoy ha costado, aproximadamente, 1.400 millones de coronas danesas, unos 190 millones de euros. Se estima que manejará alrededor de 6.000 vehículos al día, una cifra realista dado que viven algo más de 52.000 personas en las Islas Feroe, y la empresa responsable de la construcción de ambos túneles (NCC) explicó la importancia del nuevo túnel apelando a que fortalecerán la durabilidad privada, la competencia comercial y la economía nacional en su conjunto gracias a un sustancial ahorro de tiempo en el desplazamiento.

“El túnel requirió una inyección considerablemente mayor que la habitual en los otros túneles de las Islas Feroe: 7.500 toneladas de inyecciones de lechada , para ser precisos. Los equipos han hecho un excelente trabajo. NCC también ha tenido que luchar con una zona de roca de muy mala calidad”, explica el director del proyecto, Alf Helge Tollefsen. La compañía también se ha embarcado en la segunda fase del contrato: la construcción del túnel Sandøy de 10,5 km, que se extenderá desde Gamlarætt, en la isla de Streymoy, hasta Traðardalur, en Sandoy.

Ambos túneles conducirán a carreteras más seguras y a viajes más cortos entre Tórshavn y otros muchos lugares de las Islas Feroe, lo que contribuirá a acercar a la comunidad, las empresas y las personas. La construcción de los dos túneles es también la mayor inversión en infraestructura jamás realizada en las zona. “Este es un hito importante en nuestro contrato en las Islas Feroe, y muestra la gran experiencia de NCC en proyectos complejos de túneles e infraestructura”, dice Per Jonsson, director de la división de ingeniería civil noruega de la compañía.

«La primera rotonda bajo el Océano Atlántico es una realidad”, tuiteó Kristina Hafoss, miembro del Parlamento de las Islas Feroe. “Esto es parte de nuestro nuevo túnel submarino de 11 km que conecta dos de nuestras 18 #FaroeIslands de una manera nueva e innovadora”. La rotonda, ubicada en el medio de la red, contendrá obras de arte del artista local Trondur Patursson, con entre ellas una escultura de acero de 80 metros que representa figuras humanas entrelazadas haciendo una “danza en anillo”, representando a un número ilimitado de personas que se dan la mano.

Para garantizar la seguridad de quienes utilizan el túnel, la pendiente más pronunciada no es superior al 5 % de desnivel, mientras que el punto más profundo del túnel está a 186 metros por debajo del nivel del mar. El trabajo comenzó a principios de 2017 desde puntos opuestos de la red, y los tres caminos convergieron en junio de 2019. El acabado de la superficie de las paredes del túnel y la forma en que está iluminado sugiere que estás conduciendo bajo capas de hielo y agua, lo que lo hace realmente interesante frente al clásico hormigón con luz anaranjada.

Desafortunadamente, viajar a través del túnel de Eysturoy no será barato. Los futuros usuarios tendrán que pagar 75 coronas danesas en una dirección, alrededor de 10 euros, aunque eso solo si se registran para una suscripción anual que cuesta 280 coronas, (38 euros, aprox.). El peaje será aún más caro para aquellos que no pagan la tarifa anual opcional, de acuerdo con algunos de los medios locales, pero ese es el precio de un viaje más fácil y hermoso. Otro proyecto de túnel submarino, el llamado Sandoy, conectará las ciudades de Sandur y Skopun en 2023.

Fuente: Jalopnik

Galería de fotos:

  • arquitectura
  • rotondas
  • túneles