Hace ya años que me saqué el permiso de conducir y aunque no lo recuerdo exactamente la hazaña me salió por un pico. Las autoescuelas son un negocio poco transparente que suelen pactar los precios al alza, por lo que estar legitimado para conducir es hoy mucho más costoso que en mis tiempos.

La crisis no entiende de sectores y si a esto unimos que obtener el carné es una necesidad imperiosa para muchas personas y una exigencia para multitud de puestos de trabajo, se obtiene un coctel que en ocasiones conlleva medidas desesperadas.

sexo-coche-1
Sexo a cambio del carné

“Varias páginas webs ( de autoescuelas) de Holanda ofrecen a mujeres y hombres heteros y homosexuales la posibilidad de aprender a conducir a cambio de acostarse con ellos o ellas, y pagar en especie”, así titula el periódico holandés “Algemeen Dagblad” el escándalo que ha levantado un debate en aquel país.

Al parecer varias autoescuelas están ofreciendo descuentos en las clases de conducción a los alumnos dispuestos a mantener relaciones sexuales con los profesores, e incluso se llega a ofertar directamente la obtención del permiso, circunstancia que por el momento no ha sido rebatida por los acusados.

“Normalmente las relaciones sexuales se realizan en la parte de atrás del vehículo o en algún lugar apartado”, añade el periódico.

La acuciante crisis económica parecer ser la razón principal por la cual cada vez más empresas holandesas de todos los ámbitos están ofreciendo productos o servicios a cambio de sexo, más aún cuando el cliente potencial es una persona joven.

La agencia holandesa que gestiona y emite los permisos de conducción asegura no tener ningún tipo de conocimiento acerca del caso y de parte de la Administración, un portavoz del Ministerio de Justicia afirma no tratarse de prácticas legalmente punibles, mientras que las relaciones sexuales sean consentidas. Harina de otra costal es desde el punto de vista moral.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta