El alcohol es uno de los principales problemas que preocupan a la DGT y es que en España, el 62,9% de los conductores de vehículos son bebedores habituales (consumen bebidas alcohólicas al menos una vez por semana) y el 18,8% consumen una media diaria de alcohol absoluto de 80 o más gramos.

Esta situación provoca que entre las personas fallecidas en accidentes de tráfico en el 50% de los casos se detecta alcohol, y en el 35% concentraciones superiores a 0.8 gr/l.

Aunque hay que decir que de los más de 5 millones de controles de alcoholemia efectuados el año pasado, sólo el 1,85% fueron positivos, cuando en 2003, ese porcentaje casi alcanzaba el 4 por ciento, no obstante sigue siendo un tema alarmante.

Hay que tener en cuenta que el alcohol o las drogas no afectan solamente a los conductores, sino también a los peatones y es que si tiramos de estadísticas, el 22% de los peatones fallecidos presentaba índices de alcoholemia positivos, un 5,3% por abuso de drogas y un 11,2% por psicofármacos.

Los fabricantes de coches son conscientes de esta problemática y llevan años investigando soluciones para colaborar en reducir las muertes por esta circunstancia.

Toyota junto con su filial Hino Motors, dedicada a la producción de vehículos industriales, se encuentran en la actualidad realizando pruebas de un nuevo dispositivo que analiza, a través del aliento, el nivel de alcohol ingerido y por tanto si detecta que la tasa de alcohol es superior a la permitida , bloquea el uso del vehículo.

En un principio este sistema, se instalará en diferentes automóviles y camiones de compañías de transporte de Japón, para realizar pruebas sobre su efectividad.

El sistema es muy sencillo y actua sobre el vehículo como llave de contacto, es decir siempre tendrás que soplar para arrancar el coche y por tanto si has bebido más de lo debido, no podrás arrancar el coche.

El sistema se puede programar con los niveles de alcohol en sangre permitidos por diferentes países por lo que se espera que si las pruebas son positivas, podamos ver como Toyota instala el sistema en sus coches europeos.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta