Ayer, se suspendió la cotización de Tesla en Bolsa. Las acciones comenzaron a disparar su valor hasta un 11% en poco tiempo, todo porque Elon Musk lanzó al aire (en Twitter, como es habitual en él), la idea de que podría privatizar de nuevo su compañia, abandonando la Bolsa.

Esta idea supondría un giro radical al porceso que inició la compañia en 2010. Entonces se lanzó su oferta de acciones a 17 dólares cada una. Elon proponía recomprar las acciones a 420 $.

En un correo electrónico de la compañçia, el CEO explicaba la razón de esta cifra, señalando que es un 20% más alto que el precio de las acciones tras el anuncio de resultados del segundo trimestre. Su deseo es que los accionistas, que incluyen a los empleados de la compañía, mantengan su participación en la compañía. Pero si optaban por vender, podían hacerlo a un precio que él consideraba “feliz”. Creemos que lo es. Ayer su cotización alcanzaba los 379,57 dólares.

El principal motivo para esta decisión, según Musk, es liberar a Tesla de las presiones de los precios de las acciones, de los ciclos de ganancias trimestrales y el escrutinio invitado por su condición de empresa cotizada. Esto permitiría a la compañía abstraerse de las presiones a corto plazo y centrarse en su misión a largo plazo de incorporar los vehículos eléctricos a la corriente principal y alejar a la humanidad de la dependencia de los combustibles fósiles.

El cambio conseguiría que Tesla funcionase de manera similar a SpaceX, que Musk describe como mucho más eficiente desde el punto de vista operativo. Y, para los más escépticos, asegura que no desea fusionar las dos compañías y que este movimiento no busca obtener más control de la empresa (actualmente posee alrededor del 20% de Tesla).

Cualquier acuerdo sobre abandonar los mercados bursátiles tendría que aporvarse con los votos de los accionistas de Tesla. Musk también asegura que no sería una decisión necesariamente irreversible, ya que Tesla podría volver a cotizar cuando entrase en un patrón de crecimiento más predecible. ¿Cómo financiaría la compra de estas acciones? Elon dice que estaría asegurada… pero no suelta prenda sobre esto.

Y ojo, que tal y como se preguntaba nuestro CEO Iñaki Arrola (también en Twitter), todo este proceso puede tener consecuencias legales. Si el objetivo del tweet fue aumentar el precio de la acción, eso se considera fraude de valores. Es por ese motivo que las acciones de Tesla se suspendieron más tarde. La SEC se encuentra en estos momentos investigando el caso.

Fuente: Tesla

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta