El pasado 9 de febero, tuvo lugar en las oficinas de Tesla, en Los Ángeles, la presentación del Tesla Model X, la primera versión eléctrica de la berlina Model S, un todocamino que según sus responsables será más rápido que un Posche 911 y más espacioso que un Audi Q7.

La principal diferencia con respecto a su antecesor berlina, es la posibilidad de escoger entre uno o dos motores, o lo que es o mismo, entre una configuración de dos o cuatro ruedas motrices, dependiendo de las necesidades del conductor. Esto supone un abanico de opciones referentes a la motorización de tres alternaticas. Además de un únco motor que empuja desde el eje atresero, y el sistema de dos motores, con tracción total, también dispone de una tercera posibilidad, bautizada como Performance.

La capacidad de las baterias de litio varía entre los 60 kWh y lo 85 kWh, con una autonomía que Tesla no ha desvelado, pero que asegura supondrá una périda de en torno al 10% con respecto al Model S. Haciendo cálculos, la autonomía estará limitada entre los 330 kilómetros y los 450 kilómetros, dependiendo de la capacidad de las baterías.

El diseño está marcado por el sistema de puertas tipo ala de gaviota, que facilita el acceso a la segunda y tercera fila de asientos. En lo referente al equipamiento, la nueva apuesta de Tesla presume de una pantalla táctil de 17 pulgadas, la más grande hasta la fecha en un vehículo, desde la que se puede controlar el GPS y consultar los puntos de recarga más próximos.

El Model X tiene prevista su llegada a las concesionarios a lo largo de 2014, con un precio variable entre los 37.700 euros y los 90.000 euros, dependiendo de las baterías.

Foto:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

  1. SUV precioso estéticamente. Tecnología punta, por tanto genial. Ya hay pruebas de velocidad y potencia que supera sin problemas. Habría que ver como se desenvuelva off-road en comparación con otros de su segmento. Pero, 90.000 euros (15 millones de las antiguas pesetas) por el cochecito, pues no se que te digo, pero no veo la ventaja en el ahorro del combustible. Puedes comprarte un buen SUV por 35.000 euros y te queda 55.000 euros para combustible 😀 así que, ya ves, haz las cuentas lol.

Deja una respuesta