“MINI inspired by GOODWOOD”. Y ¿cuál es el origen de tan curiosa denominación? Pues se trata de un homenaje a la firma de automóviles de lujo ¿británica? Rolls-Royce, (perteneciente al igual que MINI al consorcio BMW) cuya sede está en las cercanías de la localidad de Goodwood. Sí, donde también se celebra el conocido Festival de Velocidad.

Lujoso interior de "MINI inspired by GOODWOOD"

La edición especial, de solamente 1.000 unidades, de este MINI de tres puertas, basado en el Cooper S, se ha construido bajo la dirección del equipo de diseño de Rolls-Royce Motor Cars, que ha sido capaz de transferir todo el lujo del fabricante británico de automóviles a este original modelo, convirtiéndolo en una auténtica variante Premium.

En el interior podemos asistir a una conjunción de colores armoniosos, materiales seleccionados y una calidad de auténtica artesanía para garantizar el mayor grado de bienestar y confort posibles. El tablero de instrumentos, las salidas de aire, la consola central, las alfombras, los asientos de cuero Lounge, el recubrimiento interior del techo, así como los interiores de las puertas cuentan con un revestimiento de color Cornsilk, exclusivo de Rolls-Royce. Las manillas de las puertas y la superficie de tablero de instrumentos, que se fabrican en la factoría de Goodwood, están acabados en madera de raíz de nogal, también exclusivos de Rolls-Royce.

Por si todo esto no fuera suficiente (perdonadme, pero uno no está acostumbrado a tal despliegue de lujo) se suma el cuero napa negro en la parte superior del tablero de instrumentos, el cuero pespunteado en los revestimientos de las puertas, así como acabados superficiales Piano Black para los botones multifunción del volante y los controles de la consola central. Además, el coche cuenta con revestimientos de cachemira en el techo, los parasoles y la bandeja trasera del maletero, así como las alfombrillas realizadas en lana de cordero (al igual que en los modelos de Rolls-Royce). Las características más destacadas del diseño exterior son el acabado de la carrocería en el color metálico, exclusivo de Rolls-Royce, Diamond Black y las llantas de aleación de 17 pulgadas luciendo un diseño de radios múltiples.

Un momento del delicado proceso de montaje

Por lo que a la motorización respecta os podemos decir que incorpora un motor 1.6 litros, que entrega una potencia de 184 CV, y un par motor máximo de 240 Nm. Este propulsor de cuatro cilindros con turbocompresor Twin Scroll, inyección directa de gasolina y control de válvulas variable es capaz de impulsar a tan especial versión desde parado hasta los 100 km/h en 7 segundos justos, con un consumo de combustible ponderado de tan solo 5.8l/100 km, lo que le convierte en uno de los motores más efectivos de su cilindrada.

Además de todo lo anterior se ofrece como equipamiento de serie también las luces de xenón autoadaptables, el Park Distance Control, climatizador automático, ordenador de a bordo y el sistema de audio de Radio MINI Visual Boost, que incluye un sistema hi-fi de la prestigiosa firma (como no podía ser menos) Harman Kardon.

Mi mujer, en cuanto lo ha visto, ¡ya se ha pedido uno!

Galería de imágenes:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta