Gray Design es un estudio de diseño sueco que se dedica a sorprneder con sus creaciones, como su superyate Sovereign. Como puedes observar en el vídeo, lo suyo es crear objetos singulares, a través de la elegancia de líneas y la extravagancia:

El siguiente paso que han dado ha sido crear vehículos de lujo para los ultra-mega-ricos, por lo que acaban de lanzar su nueva división de automoción, a la que han bautizado como Zeus Twelve. Su ventaja, como ellos mismos aseguran, es no depender de la herencia del pasado que tienen otras marcas y eso les permite flexibilidad  y apertura de mentes. Y para empezar, han presentado tre concepts de supercoches a medida de los grandes coleccionistas de automóviles, porque “el lujo es la nueva velocidad“. Estos son:

  • Gold Rush

Diseñado para que el propietario destaque incluso entre la gente más vibrante, este Gold Rush (Fiebre del oro) acentúa su diseño con tonos doreados y componentes de cromo en todo el coche (y quieren que sea así de serie). El superdeportivo cuenta con puertas de ala de gaviota y las tomas de aire (dicen que serán de oro), que aparecen en el capó añaden más exotismo al coche, al tiempo que el sonido gutural del motor V12 se pone en marcha los sentidos.

Información técnica:

  • Motor: 5.935 litros V12 60 º.
  • Potencia: 510 CV / 380 KW a 6500 rpm.
  • Velocidad máxima: 302 km/h.
  • Magnate

La marca lo define como la  combinación perfecta de lujo y velocidad. El Magnate es un superdeportivo en todos los sentidos de la palabra. Desde su potente motor V8 bajo el capó a  los asientos de cuero blanco. Lo han diseñado pensando en esas celebridades famosas que exigen lo mejor de lo mejor. Como opción “ofrecerá” un blindaje a prueba de balas y puertas traseras tipo alas de gaviota.

Información técnica:

  • Motor: V8 de 6,75 litros 90 º.
  • Potencia: 505 CV / 377 KW @ 4200 rpm.
  • Velocidad máxima: 296 km/h.
  • Sigma

El Sigma es un superdeportivo diseñado específicamente para los circuitos, que pone más énfasis en el estilo radical que en la comodidad. Construido íntegramente en fibra de carbono, el interior ha sido diseñado para incorporar materiales ligeros. La cubierta de cristal permite una gran visibilidad en la pista, aunque también puede retirarse para disfrutar del típico “cock pit” abierto de los monoplazas de competición. A cada lado del fuselaje hay unas anchas branquias que redirigen el flujo de aire para garantizar un  rendimiento máximo y mayor carga aerodinámica, a lo que también ayuda su enorme alerón trasero móvil. Incluye sistemas completos de iluminación para poder conducirlo de noche y los detalles cromados destacan las líneas de este supercoche.

Información técnica:

  • Motor: 2 litros Duratec Caterham Straight 4
  • Potencia: 335 CV / 250 KW @ 7500 rpm
  • Velocidad máxima: 290 km/h

Fuente: Zeus Twelve

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta