Además, “En cada detalle y en cada momento, un Abarth revela que se ha creado con un único objetivo: las prestaciones y el placer de conducir. Todos los elementos muestran esta vocación deportiva: el rugido del motor, el sonido de las ruedas sobre el asfalto, el diseño atractivo, las suspensiones de competición y una aceleración realmente emocionante”.

Así empezaba la nota de prensa de Abarth, la filial deportiva del grupo FIAT, enviada con motivo de la presentación de sus dos últimos modelos, El Abarth 500 C y el Abarth Punto Evo. Tuvimos la oportunidad de probar los dos y hoy vamos a hablar del primero al que subimos, el pequeño y coqueto Abarth 500 C.

Este nuevo Abarth versión toma como base la versión descapotable del Fiat 500 C. Eso sí, mejora respecto a la preparación realizada sobre el modelo con techo fijo. El descapotable gana cinco caballos (140 CV) en el motor T-Jet yahora incluye un cambio pilotado “Abarth Competizione” de cinco marchas que en modo manual se maneja mediante levas en el volante, aunque puede llevarse en automático (sólo hay que seleccionar las opciones en la botonera (de inspiración Ferrari) colocada en lugar de la palanca de cambios de toda la vida).

A simple vista, distinguirás en la calle al Abarth 500C por el techo de lona eléctrico y por un discreto alerón colocado sobre el extremo superior trasero y que se recoge con la lona al descapotar. No vamos a hacerte leer todo para que sepas su precio:  El Abarth 500C cuesta 21.400€, 2.600€ más que un Abarth 500 y tienes un techo descapotable, un cambio automatizado y secuencial, y cinco caballos extra.

abarth-36
Frontal del Abarth 500C

Equipamiento

Empecemos por la seguridad. El Abarth 500 C tiene de serie 7 airbags, incluido uno de nueva incorporación para las rodillas del conductor. También se incorporan de serie los faros de xenon y un sensor de aparcamiento trasero. Puede parecer un poco absurdo en principio un sensor así en un coche tan pequeño, pero es  imprescindible ya que cuando la capota está abierta por completa y plegada sobre el maletero hay muy poca visibilidad.

Hablando de capota, la del Abarth 500C está disponible en dos tonalidades, negro y gris titanio.

Una cosa que nuestra unidad no tenía (es opcional) es un navegador con telemetría en el que se analiza nuestra conducción en un tramo y se ven las revoluciones por minuto alcanzadas en cada momento, la velocidad y los cambios de marcha. No sólo eso, sino que vienen preinstalados los mapas de muchos circuitos de todo el mundo, por si algún día te animas y lo metes en un trazado de esos.

abarth-39
Abarth 500C con la capota abierta

Exterior

No tienes más que ver las fotos. El Abarth 500C, con llantas en blanco y pintura bicolor te conquista nada más verlo. La pintura bicolor es otro de los detalles diferenciadores de esta nueva versión de Abarth y puede combinarse con la capota. Abarth, además de con las dos composiciones bicolor creadas a propósito: negro y blanco competición para lograr un aspecto más deportivo; y dos tonalidades de gris para quienes prefieran más elegancia.

Incluso la línea horizontal que divide la carrocería se puede personalizar a gusto del consumidor. Las llantas de aleación de serie son de 16 pulgadas, aunque en opción hay otras de 17 pulgadas.

abarth-07
Interior del Abarth 500C, a la sombra

Interior

Por dentro, nuestro coche (bueno, el que tuvimos ese rato), tenía un nuevo tono de la tapicería de cuero, que también estará disponible en la versión cerrada. Le queda genial, estéticamente me encantó ese cuero marrón. Pero eso sí, en un país con tanto sol como España yo nunca me compraría un descapotable con tapicería de cuero. El sol pega en ella de lo lindo y no haces más que quemarte.

Otro problema con el sol: Con el techo abierto es difícil leer la pantalla central del cuadro de relojes. Y es importante hacerlo, ahora verás por qué.

En la consola central hay cuatro botones de gran tamaño, como los Ferrari y Maserati, que delatan el cambio de embrague pilotado Abarth Competizione de cinco marchas, que no tiene palanca, sino con levas metálicas en el volante. Los botones son para insertar punto muerto (N), marcha atrás (R) y primera (1), así como para elegir entre un uso manual o automático (A/M). Cuesta acostumbrarse a él cuando quieres exprimirlo ya que no destaca demasiado por su agilidad.. Pero cumple. También está la tecla Sport… pero de ella hablaremos algo más tarde.

De las plazas traseras casi mejor ni hablamos. Existen, pero son testimoniales.

Motor

Con este nuevo modelo Abarth ofrece un potente cabrio capaz de acelerar de 0 a 100 km/ en 8,1 segundos. Su velocidad punta es de 205 km/h. Hagamos un repaso breve a sus características:

• 4 cilindros en línea, 4 válvulas por cilindro, 1.368 cm3.
• Potencia: 140 CV (103 kW) a 5.500 r.p.m.
• Par máximo 206 Nm a 2.000 r.p.m. en modalidad sport.
• Sobrealimentación con un turbocompresor IHI RHF3-P de geometría fija.

Comportamiento

En una palabra: divertido. Sobre todo cuando pulsas el botón Sport, que modifica la dureza de la dirección eléctrica e incrementa el par motor. Otra función interesante es el llamado Torque Transfer Control, que se conecta mediante el correspondiente pulsador con la inscripción TTC. Este sistema consigue aumentar la eficacia dinámica del Abarth 500C por medio de la electrónica, ya que actúa como si fuera un diferencial autoblocante, y evita la pérdida de tracción de la rueda interior en curvas al acelerar fuerte.

abarth-37
Vista lateral del Abarth 500 C

Así se transfiere mucho mejor toda la potencia al asfalto pero, sobre todo, se evita el subviraje a la salida de las curvas en conducción muy deportiva.Me gustaría haberlo probado en un circuito (como la gente de Car and Driver, que pudo probarlo en el circuito de Balocco) para tener unas sensaciones más ajustadas a la realidad, pero en el tramo de curvas subiendo (y bajando) un puerto de montaña, el pequeñín no se portó nada mal.

Prestaciones notables, comportamiento nervioso y juguetón. Hay gente que habla de meterle el Kit Esseesse para darle más caballos… A mi, la verdad, no me parece para nada necesario. Sus 140 CV lo mueven de lujo… Pero bueno, siempre habrá gente al que le parezca poca potencia.

Además, para un uso diario normal presenta un consumo combinado de 6’5 litros / 100 kilómetros , muy razonable… sobre todo sabiendo que, si quieres exprimirlo, ahí estará. ¿y los frenos? Bien, gracias. Acaba la recta, pisas  fuerte y detienen el coche en menos que canta un gallo para entrar bien en la curva. Lo frenan tanto, que pueden llegar a descolocar el coche en curva, pero como sabes que para salir cuentas con la ayuda del TTC, no hay problema al acelerar a fondo a la hora de salir acelerando de la curva.

abarth-30
Maletero del Abarth 500C

Maletero

Lógicamente, este no es un coche para familias. El volumen del maletero (182 litros) es prácticamente el mismo que el Abarth 500 con techo, por lo que es suficiente para hacer una compra o para el equipaje de dos personas. Más, no le pidas. Lo que si cambia es el acceso al maletero: en vez de portón, tiene una tapa que deja una boca de carga menor.

Veredicto de Coches.com

Si buscas distinción y buscas un coche con el que romper cuellos de la gente cuando te miren, no cabe duda de que el Abarth 500 C es una opción fantástica. Resulta mejor que un MINI Cooper Cabrio (su gran rival, reconocido por la gente de Abarth), por tres razones: 1. Verás muchos menos por la calle. 2. Es más potente (140 CV contra 122). 3. Es más barato (21.400 €  contra 24.600 €). Aquí puedes ver la  ficha técnica del MINI Cooper Cabrio, si quieres comprobarlo.

Por ponerle alguna pega, las sensaciones cabrio no están tan bien conseguidas como en los descapotables “auténticos”, pues como tiene esos arcos laterales se pierde un poco la sensación de conducir al aire libre. No deja de ser un segundo coche, pues son indudables las carencias que presenta en maletero y plazas traseras (como cualquier coche de estas características, todo sea dicho).

Eso sí, dentro de Abarth han puesto solución a estos posibles hándicaps con el nuevo Abarth Punto EVO. Ahí sí que las sensaciones deportivas se desbordan, tienes un maletero decente y unas plazas traseras utilizables, un utilitario de carreras para usar a diario. Atento a nuestra sección de pruebas porque dentro de nada la publicaremos. Porque si el Abarth 500c es divertido… el Abarth Punto EVO es, simplemente, adictivo…

* A favor: Cualidades deportivas, consumo (no, no es incompatible con lo anterior), equipamiento, precio.

* En contra: Maletero, especio en las plazas traseras, pocas sensaciones cabrio.

Fotos:

Ver galeria (23 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta