Logo de Noticias Coches
SsangYong Rexton 20022 prueba – 108.3
Pruebanoticias/
Luis Ramos Penabad

SsangYong Rexton: prueba a fondo del todoterreno que conquista por precio

Si no conoces el SsangYong Rexton pensarás que estamos ante otro SUV grande más. Pero no, este es un coche que se sale de la norma, con una arquitectura que la mayoría de marcas ha abandonado pero que sin duda es la mejor para moverse fuera del asfalto: los chasis de largueros y travesaños de los todoterrenos de antaño.

Y ojo, que es algo que demanda la gente, porque del Rexton, que como decimos es un coche especial, se han vendido más de 20.000 unidades en España desde que se lanzó, hace ahora 20 años.

Esta es la quinta generación, lanzada en 2022, y hemos pasado una semana con él para conocer todas sus novedades, circulando por carretera y fuera de ella para ver si ha cedido algunas de sus cualidades de auténtico todoterreno.

Ya está disponible desde 39.900 euros, sin descuentos. Puedes encontrar ofertas del SsangYong Rexton en nuestra sección de coches nuevos, publicadas por concesionarios oficiales de la marca. Tenemos también herramientas para financiar el coche que te ayudarán a pagarlo más cómodamente mes a mes.

Exterior

Los mayores cambios respecto al su predecesor, cuya prueba pasó también por nuestro canal de Youtube, los encontramos en el frontal. Ahora gana presencia y también robustez con una enorme parrilla, con un efecto tridimensional y remates cromados. Los acompañan unos faros HID (High Intensity Discharge) rodeados de la luz diurna que, en este caso sí es de LED. Esta tecnología la encontramos también en los faros antiniebla, integrados en unos paragolpes que también variaron sus formas.

Al ir hacia el lateral vemos unos buenos pasos de rueda que indican que esto es algo más que un SUV. Tenemos una unidad con el acabado intermedio Premium, por lo que las llantas son de 18 pulgadas. La altura libre al suelo es de 203 mm, pero la versión Pro, de acceso a la gama tiene un enfoque más ofroad, cuenta con suspensión independiente –aquí tenemos multibrazo– y esta cota crece hasta los 224 mm.

Y si echamos la vista más arriba vemos un línea de tensión que va sobre las manillas de las puertas, los marcos cromados de las ventanillas, cristales traseros oscurecidos y, por supuesto, las barras de techo en plata. Puedes elegir el coche en seis colores, bien sólidos, bien metalizados.

Lo que apreciamos también en el lateral es el gran tamaño del Rexton. Mide 4.850 mm de longitud, de los que 2.865 mm corresponden a la distancia entre ejes. Se trata de un coche muy ancho, con 1.960 mm y alto, pues se va a los 1.825 mm.

En la zaga nos encontramos con el nombre del modelo, Rexton, en medio del portón del maletero, sobre un listón cromado que une las ópticas. En la zona inferior del paragolpes se integran unas salidas de escape trapezoidales y rematadas en cromo.

Interior

Este es un coche alto y tenemos una posición de conducción elevada. Encontramos unos asientos que son amplios y cómodos, pero que no sujetan demasiado bien el cuerpo. Tampoco es el Rexton un coche destinado a buscar vértices de curvas, así que cumplen su cometido. Están rematados en piel y ayudan a que el conjunto presuma de calidad. Nos encontramos plásticos duros en algunas zonas, pero la verdad es que están bien integrados y su tacto es agradable, así que pasan bien desapercibidos.

También me ha gustado del coche su ergonomía. Flanqueda por los aireadores, está falta una pantalla central para el sistema multimedia, algo flojo en fluidez y gráficos pero que integra Apple Carplay y Android Auto. Tiene 8 pulgadas, que alcanzan las 9,2 en el acabado superior. Conserva botones físicos para las principales funciones y un dial giratorio en el centro para el volumen.

Bajo ellos también botones físicos y una ruleta para la climatización, muy sencillos de usar e intuitivos. Y también mandos en el volante, que tiene un nuevo diseño y está ligeramente achatado en su base.

A través del aro superior vemos un cuadro de instrumentos con los clásicos velocímetro y cuentarrevoluciones, que flanquean una pantalla de 3,5 pulgadas, que muestra la información de forma completa y clara, cambiándola con los botones del volante. El acabado más alto cuenta con cuadro digital configurable.

Otra novedad es la consola central. Destaca en huecos portaobjetos, con una zona delantera junto a un par de tomas USB, dos reposabebidas que puedes ocultar y un buen cofre central bajo el reposabrazos. Me gusta al nuevo selector del cambio y junto a él hay mandos para la tracción, modos de conducción o un freno de estacionamiento eléctrico.

Y, por supuesto, mucho espacio. Tanto en las plazas delanteras… como en la segunda fila, con un espacio ejemplar para las piernas, para la cabeza e incluso en anchura. He podido llevar las dos sillas de mis hijos y un alzador en medio sin problema. Eso sí, solamente los laterales cuentan con anclajes ISOFIX.

Ayuda a ir cómodo el piso totalmente plano y el hecho de poder reclinar mucho los asientos. Además de los cristales tintados, tenemos un par de salidas de aire al final de la consola central, toma USB y una de 12V. En el acabado superior hay mandos para la calefacción de los asientos. Y aún hay más.

En España el Rexton se vende siempre con siete plazas. El acceso es algo complicado, más por la altura del piso del coche que porque quede poco espacio, ya que el respaldo se recoge por completo y el asiento se levanta bastante. Es bastante espaciosa, comparados con otros SUV de 7 plazas. Yo mido 1.80 y llevo las piernas flexionadas y me roza la cabeza algo en el techo, pero podría ir hacer un viaje corto en ellas sin demasiados sacrificios. Mejor que vaya alguien más bajo y que no necesite silla, pues no hay anclajes Isofix.

Maletero

Cuando se usan las siete plazas queda un espacio de 236 litros de capacidad, que no es mucho, pero sí lo habitual en coches de estas dimensiones con tantos asientos.

Es muy fácil recoger los asientos, que quedan enrasados con el piso, ya que la parte más cercana a la puerta se forma un doble fondo. Así el espacio con 641 litros de capacidad. Está en la mitad de la tabla respecto a otros SUV de 7 plazas que han pasado por nuestra sección de pruebas:

Modelo

Maletero con 5 asientos

Seat Tarraco

700 litros

SsangYong Rexton

641 litros

Kia Sorento

616 litros

Skoda Kodiaq

560 litros

Podemos colocar la bandeja en vertical para compartimentar un poco el espacio y quizá echamos en falta son puntos para fijar la carga.

Es posible también abatir la fila central de asientos, dividida en dos partes en proporción 60/40, con lo que queda un espacio de 1.806 litros de capacidad. Eso sí, no hay rueda de repuesto, algo interesante en un todoterreno.

Motor

Si quieres rueda de repuesto hay que llevarla en el maletero, ya que su lugar habitual  ahora lo ocupa el depósito de Adblue. Eso ya indica el propulsor que emplea el coche, un diésel de 2.2 litros de cuatro cilindros en línea que entrega 202 CV de a 3.800 rpm. Muy interesante la cifra de par máximo, de 441 Nm que da de 1.600 – 2.600 rpm.

Es el mismo bloque que usaba pero ahora da 22 CV y 21 Nm más. Entrega su potencia a las cuatro ruedas mediante una nueva caja de cambios. Abandonó la transmisión automática de Mercedes con siete marchas y ahora tiene una de ocho velocidades de origen Hyundai.

El Rexton permanece fiel a su chasis de largueros y travesaños, una arquitectura que contrasta con la mayoría de SUV, que apuestan por chasis monocasco. Eso le da ventajas fuera del asfalto pero también hace que homologue un consumo algo mayor que el de sus rivales, en concreto 7,7 l/100 km.

No cuenta con ningún tipo de microhibridación, de ahí la etiqueta C en el parabrisas, pero no creemos que nadie la eche de menos pues su hábitat no es el centro de las ciudades, sino el campo. Y ahí hemos ido con él.

Comportamiento   

El SsangYong Rexton es un coche que por dimensiones gusta de espacios abiertos. En ciudad has de estar muy pendiente de su anchura y la cámara de visión trasera ayuda a la hora de moverse en lugares angostos.

Se mueve bien en autovías, con bastante aplomo (pesa 2.180 kilos) y relativo confort, pues hay algo de ruido aerodinámico de los retrovisores. A la mecánica, también se nota poco refinada en frío, a baja velocidad o en aceleraciones fuertes. Menos a gusto se encuentra en curvas lentas, porque al ser un coche alto pues hay bastantes balanceos al enlazar curvas de un lado a otro.

La supensión busca la comodidad pero no resulta tan afinada en carretera como la que puedes encontrar en un Seat Tarraco o un Kodiaq. Eso sí, ha ganado dinámicamente respecto al anterior. Primero, porque el motor es más capaz y se nota cuando le pides respuesta. Recupera de 80 a 120 km/h en 6.8 segundos y alcanza 184 km/h de velocidad máxima. Suficiente.

Además, la nueva transmisión realiza su trabajo con más delicadeza. Podemos usar el cambio de manera manual, con unas levas ubicadas tras el volante. No pidas inmediatez, es un cambio suave que evita brusquedades para optimizar consumos. El coche cuenta con modos de conducción, Normal, Sport y Winter, pero hay pocos cambios entre ellos, apenas matices.

Otra novedad es la dirección asistida eléctrica. Nos parece algo mejor que la anterior, aunque sigue siendo blanda y poco informativa. Su punto a favor, que ha traido sistemas de ayuda a la conducción que pueden intervenir en la dirección, como el sistema de mantenimiento de carril.

Todo lo que hemos dicho hasta ahora supone que el Rexton se ha acercado a los SUV de grandes volúmenes de ventas, sin llegar a ser como ellos. Porque no lo es. Es un coche preparado para salir del asfalto y de los caminos. Por su chasis de largueros y travesaños, con un 81,7 % de aceros de alta resistencia, hace que no se inmute a la hora de hacer offroad.

Además, con el mando giratoriao de la consola central podemos pasar de tener un coche 4×2 a uno de tracción total para movernos por superficies deslizantes. De serie también trae reductora, para moverse a bajas velocidades en zonas complicadas o control de descenso de pendientes. Y el acabado Limited cuenta con diferencial trasero bloqueable.

Eso hace que el coche no se inmute en cruces de puentes, inclinaciones laterales… Las cotas offroad (ángulo de ataque de 20,5º, un ángulo ventral de 20,0º y un ángulo de salida de 22,0º grados) no son comparables a las de un Toyota Land Cruiser o un Jeep Wrangler, pero son mejores que la de cualquier SUV de siete plazas generalista. Y gracias a todo ello, más allá de para hacer incursiones en el monte, el Rexton puede tirar de 3.000 kg y cuenta con un sistema de control de balanceo del remolque. Cifras mucho mayores de la que consigue cualquier SUV.

Opinión coches.com

Al Rexton no lo puedes medir con la misma vara que a los SUV convencionales. Por su diseño muy personal y sobre todo por su arquitectura de vehículo todoterreno: con chasis de travesaños, tracción total y reductora.

Eso hace que gaste más que otros SUV (solamente nos acercamos a los consumos homologados por carreteras secundarias a ritmos tranquilos) y que no sea muy ágil. Pero el motor ha mejorado en refinamiento, ayudado por un cambio suave y sigue ofreciendo 7 buenas plazas, con un interior agradable, a muy buen precio.

Porque piden por una unidad como esta, 44.500 euros. Una cifra que incluye un enorme  equipamiento de serie, con todas la ayudas a la conducción que uno espera de un coche moderno. Es sin duda, el todoterreno de 7 plazas más económico del mercado, con 5 años de garantía o 100.000 km, lo que ocurra antes.

Ningún SUV puede igualar su capacidad de remolque ni su comportamiento offroad. Si quieres algo así de capaz fuera del asfalto, un Toyota Land Cruiser o un Land Rover Discovery son muchísimo más caros. 

SsangYong Rexton D22 DTR 4x4 Aut Premium
8.3Nota
Lo mejor
  • Espacio interior y equipamiento de serie
  • Capacidades todoterreno por encima de la media
  • Precio imbatible para su tamaño
Lo peor
  • Consumos elevados
  • Confort y agilidad en carretera por detrás de un SUV
  • Sistema de infoentretenimiento con gráficos y fluidez flojos
Diseño8
Habitabilidad9
Acabados8
Maletero8
Equipamiento8.5
Motor7.5
Comportamiento8
Calidad Precio9

Galería de fotos:

  • Ssangyong
  • SsangYong Rexton
  • todoterreno