No cabe duda de que uno de los principales motivos de compra de un coches es la seguridad que ofrece. Y obviamente, las marcas exprimen estas características en sus anuncios. ¿De forma exagerada? Pues en Reino Unido, las autoridades que regulan la publicidad han considerado que el anuncio del nuevo Volkswagen Polo exagera las cualidades de seguridad del modelo y han prohibido el anuncio.

Según Advertising Standards Authority (ASA), este anuncio que te motramos a continuación anima demasiado a una conducción peligrosa al ensalzar de manera desproporcionada los beneficios de las características de seguridad del vehículo y que promovía la dependencia de la tecnología de asistencia al conductor. Juzga por tí mismo:

Como ves, el anuncio cuenta la historia de un niño con tendencia a tener accidentes en cualquier vehículo que pasase por sus manos, desde bicicletas y karts, ante la mirada de su padre. A la hora de conducir un coche, obviamente su progenitor teme por su vida cuando le acompaña en el asiento delantero. Por fortuna, el aviso de objetos en el punto ciego advierte al joven de la presencia de un camión y el sistema autónomo de frenado de emergencia evita que atropelle a un peatón.

La prohibición de la ASA llegó tras las quejas de seis personas. Volkswagen, obviamente, se defendió argumentando que nada en su anuncio fomentaba una conducción peligrosa o irresponsable y que es sería imposible anunciar tecnologías de seguridad como las que aparecen en el anuncio sin mostrar situaciones potencialmente inseguras.

De poco valieron estos argumentos, ya que la ASA zanjó que el anuncio mostraba una “dependencia” de las características de seguridad que ayudaría a los conductores irresponsables y el tono general del anuncio alentaba una conducción irresponsable y violaba el Código”.

Vía: Motor1

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta