Sebastian Vettel se proclamó campeón del mundo de Fórmula 1 por cuarta vez en el año 2013. Con tan solo 26 años (nació el 3 de julio de 1987). Su calidad al volante es innegable, pero tampoco puede negarse que la Fórmula 1 es un deporte de equipo (mucho más de lo que la gente piensa) y que el mejor piloto, sin una buena máquina detrás, creada por muchos ingenieros y puesta a punto por un grupo de mecánicos, no puede conseguir nada.

El proceso de construcción de un Fórmula 1 es tedioso, complicado…. y caro, muy caro. Participan docenas de ingenieros con la más alta tecnología para desarrollar un coche ganador. En el caso de Red Bull tiene más mérito si cabe. Partían de cero, de ahí que fichasen a Adrian Newey, un genio del diseño de monoplazas y conocedor de hasta el último resquicio del reglamento para encontrar la ventaja competitiva frente al resto de escuderías. Y vaya si lo hizo.

Red-Bull-Racing-how-to-make-an-F1-car-assemblyEn el cuartel general de Milton Keynes los ingenieros trabajaron en armonía, como una máquina bien engrasada, para crear el coche que, como martillo pilón, ha impuesto machaconamente su ley en las cuatro últimas temporadas. Ahora, los genios del marketing de Red Bull, como demostraron  en en su vídeo promocional de la temporada 2013, han decidido contarnos cómo se hace un Fórmula 1. De la misma manera que nos mostraron la parada de boxes perfecta, nos enseñan que hay que buscar la perfeccción en cada parte del proceso para que todo salga perfecto.

A través de cuatro vídeos, tenemos la oportunidad de ver cómo el equipo Red Bull utiliza sus recursos desde la concepción del coche, la fabricación de materiales compuestos, la fabricación real de las piezas hasta el montaje final y las pruebas en circuito. Disfrútalos… y aprende.

1: El diseño

2: Componentes

3. Fabricación

4. Montaje

Fuente: Youtube Red Bull Racing

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta