El mes pasado, un poderoso tifón asoló Tokio, donde hirió a docenas de personas, provocó apagones y paralizó el tráfico en el sur y oeste de Japón.

Este vídeo amater, realizada por Jospeh M. Nolan, un marine de EE.UU. muestra cómo afectaron estos fuertes vientos a un vehículo estacionado en Camp Kinserm, una base de la Marina estadounidense en la isla meridional japonesa de Okinawa durante esos días. El coche, aparcado entre edificios, es empujado por el tifón y da un giro en el aire realmente espectacular:

Vía: RT

1 COMENTARIO

Deja una respuesta