Una vez que el coche llega al desguace, su utilidad como vehículo llega a su fin. Hasta ahora, que la empresa de diseño española Lola Madrid ha creado el  proyecto Bicyled, que transforma toda esa chatarra en bicicletas a medida, hechos a mano.

¿Y qué hace una empresa de diseño reciclando reutilizando coches? Esta adencia madrileña tiene una sección dedicada a productos en la que crean productos que conecten emocionalmente con el público, que solucionen problemas y que puedan generar oportunidades de negocio.

Recuperar material de deshecho de coches deshauciados y volver a ponerlos en movimiento encajaba perfectamente en esa idea. Reducen los residuos, algo con lo que todo el mundo comulga (o debería) y la parte de negocio puede incluso desbordarles. EN cuanto se conoció la idea recibieron más de 200 reservas de bicicletas en los dos primeros días.

La primera bicicleta le realizó un artesano del metal, que creó un cuadro resistente del primer prototipo. Pero ante la gran demanda, con pedidos de todo el mundo, necesitan un proceso más industrial. Aún así todas las bicicletas serán diferentes, pues siempre se van a rematar a mano. No habrá dos modelos idénticos. Lo que parece claro es que la demanda puede hacer viable al proyecto Bycicled.

Todavía falta por conocer el precio de venta, pero, como ves en el vídeo a continuación, una correa de transmisión sirve como cadena, y un intermitente vuelve a la vida como reflector de seguridad. Y la tapicería se utiliza para crear el asiento. Y sin más, te dejamos con el vídeo de fabricación del primer prototipo:

Fuente: Bicicled
Vía: Yorokubu

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta