Aunque la fiebre por sus peripecias en nuestro país se quedó en los años 90, Doraemon fue una de las series de dibujos animados que marcó, no se si positiva o negativamente, a todo una generación.

En Japón, país natal de este peculiar extraterrestre, el personaje continua provocando el fervor entre los más pequeños. Las grandes firmas, sabeedoras de su tirón comercial, ingenian spots televisivos con Doraemon como protagonista.

La marca de automoción Toyoya ha dado un paso más allá dando forma humana a los personajes más significativos de la serie. En el país del sol naciente es habitual que las grandes estrellas internacionales se presten a anunciar todo tipo de productos a cambio de una suculenta retribución.

Es el caso, por ejemplo, del actor francés de origen español, Jean Reno (Juan Moreno, nombre original) que durante unos segundos se ha convertido en la versión de carne y hueso de Doraemon. Todo sea por Toyota…y por la pasta.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta