El drifting es una de las disciplinas más llamativa a nivel estético del motor. Derrapes interminables, quemadas de rueda grotescas o ajustes de trazada milimétricas, estos son algunas de los elementos que convierten al drifitng en el escenario perfecto los productores audiovisuales. La compañías cinematográficas realizan un amplio despliegue para tratar de capturar el máximo número de ángulos posibles en una secuencia de drift. Por suerte, la tecnología avanza con el paso de los años y es utilizada para ofrecer nuevas perspectivas de imagen como la del siguiente vídeo.

Una compañía cinematográfica denominada ODOXO ha tenido la brillante idea de colocar una cámara de 360 grados en un Nissan S13 modificado para hacer drift. Si a esto le sumamos que la secuencia fue grabada en un puerto de montaña al mas puro estilo Fast and Furious Tokio Drift, entonces nos encontramos con un vídeo realmente recomendable.

El vídeo fue grabado durante un evento de drift en el que se citaron un sinfín de vehículos preparados de BMW y Nissan. El coche en el que fue instalada la cámara onboard es un Nissan S13 con el motor de seis cilindros en línea de un Skyline. Jack Shenahan, el piloto de el Nissan, se enfrenta a un BMW de 580 CV en una acalorada batalla donde no gana quien llegue antes a la meta, sino el que realice los derrapes más espectaculares durante el ascenso a la montaña.

Disfrutad del vídeo, pocas veces podemos ver el drifting en su más pura esencia y desde tantos ángulos de visión.

Fuente – Youtube

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta