Afortunadamente aquí hace ya años que Ana Obregón, Ramón García y su capa dejaron de aburrirnos cada semana con los retos a cada cual más estúpido de la versión castiza de este popular programa de televisión.

En Alemania, sin embargo, y a pesar de presuponerse una nación avanzada e inteligente el show continua triunfando y en su última edición vivió uno de sus momentos más álgidos de la temporada.

Samuel  Koch es un joven de 23 años que acudió al programa para superar otro reto estúpido tan típico de este programa. El chico debía saltar cinco vehículos en marcha de diferente tamaño, ayudado por unos powerrisers y aunque los dos primeros fueron bien, algo falló cuando se disponía a encarar el tercer vehículo, conducido además por su padre.

El joven sufrió un aparatoso accidente en directo, que le mantiene en el hospital, en coma inducido y con dos vértebras rotas.  “Es una prueba muy peligrosa”, advertía el presentador minutos antes.

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta