La carretera, que pasa por debajo de la plaza Shohada Rafsanjan, en el centro de la ciudad, fue inaugurada con gran pompa en mayo de 2010 durante una visita oficial del Ministro de Cultura y Guía Islámica Mohammad Hosseini. El proyecto costó unos 1,7 millones de euros y necesitó un año de proyectos y más de ocho meses de trabajos de construcción.

El alcalde informaba en la inauguración que este paso subterráneo reduciría los atascos de tráfico en el centro de la ciudad un 60% y que impulsaría el desarrollo económico de la ciudad. ¿La realidad? Ha ocurrido lo contrario. A la primera señal de las fuertes lluvias, la plaza se inunda con un torrente de agua en el paso inferior de los puentes. El tráfico se ralentiza tanto que los vehículos más pequeños se ven obligados a cambiar las calles.

Las autoridades municipales parecen haber optado por ignorar el problema, y hasta prohíben a los medios de comunicación locales y funcionarios que informen sobre las inundaciones. Pero no contaban con Youtube, donde un tal farhadswiss ha subido este vídeo:

No cabe duda de que este proyecto es un desastre absoluto, un disparate al nivel de la carretera más absurda de Europa. Es el hazmerreír de todos los que visitan la ciudad, aunque hay gente que, cuando llueve, se acerca desde muy lejos para ver la “cascada” y  la “piscina” por sí mismos. Quizá lo próximo sea montar shows en cada inundación, como esta en Rusia:

Vía: France 24
Fotos: rafsanjan1

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta