Austria. GP de Fórmula 1 2017. Los chicos de RedBull ya no saben que inventar para entretener en los ratos libres que hay entre carrera y carrera a los numerosos aficionados que acuden en masa al RedBullring, el circuito de competición que la marca de bebidas tiene en Spielberg.

En estas, a uno se le ocurre una pregunta genial a la que los geniales productores de Red Bull TV rápidamente quieren dar respuesta: ¿Cómo sonaría un acordeonista a bordo de un coche de Drifting? ¿Sería capaz de tocar una canción igual que si estuviera cómodamente sentado en el porche de su casa?

Dicho y hecho. Los hermanos Hountondji, Johannes y Elias, nacidos en la cuna de Audi, en Ingolstadt, Alemania, son más conocidos como los Drift Brothers de Red Bull y durante el GP de F1 de Austria realizaban vueltas de exhibición al circuito transportando a bordo de sus coches a espectadores que habían acudido a ver el GP de F1. Uno de ellos era un músico local que les propuso dar una vuelta mientras él tocaba el acordeón.

Dicho y hecho. Johannes se empleó a fondo y le dio una vuelta al circuito para no olvidar, pero lo que el músico no olvidó fueron los compases de la canción que iba tocando mientras las ruedas del coche no paraban de echar humo con tanto derrape. Así que una de dos. O Johannes iba muy pendiente de la música, o su musical acompañante era el artista más frío o concentrado del mundo.

Dicen que Red Bull te da alas y que es una bebida “excitante”, sólo que en este caso no lo fue lo suficiente para hacer perder el compás a un músico tirolés.

Fuente: Jalopnik

Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta