Los chicos del canal ruso de YouTube Garage 54 están preparados para todo lo relacionado con el automóvil. En la última de sus ocurrencias plantearon la idea de pintar un Lada con una pistola de agua de lavado a presión. De primeras, podríamos decir que funciona. Pero la pregunta es: “¿Cómo de bien funciona?”. La respuesta rápida es que el resultado final no es tan satisfactorio como el que se conseguiría con las herramientas apropiadas.

Los hidrolimpiadores son más conocidos por destruir la pintura en las chapas más viejas que por repararla. Por otra parte, el pobre Lada no puede esperar un resultado que se vea peor del que ya tiene. De hecho, es incluso un poco más agradable a la vista que antes, a pesar de que su nuevo tono azul está lejos de ser el que encontraríamos en una unidad recién salida de fábrica. Pero el sistema ruso “funciona” y es bastante “inteligente” en cuanto a practicidad se refiere.

Al equipar un recipiente de plástico con un accesorio de latón que la conecta a la hidrolavadora mediante una manguera, Garage 54 creó su propio depósito improvisado. También se perforó otro pequeño orificio y colocaron un vástago de una válvula para introducir aire comprimido en en el interior, asegurando que la pintura entrara y saliera de la máquina. El clip nunca menciona la potencia de la pistola de agua, pero es probable salga con una presión superior a los 200 bar.

Y gran del problema proviene de que los caudales son mucho más que cualquier cosa que desees utilizar para pintar un automóvil, como de unos seis litros por minuto. Esa es una cantidad más que decente de pintura para disparar en tan poco tiempo. Eso se puede extrapolar a que en, aproximadamente, un minuto, podrías pintar un coche de tamaño medio de extremo a extremo. Necesitarás tener suficiente espacio para maniobrar alrededor de él si es que lo vas a intentar.

El vehículo recibió los preparativos habituales antes de recibir la nueva capa de pintura, con los cristales, los faros y la parrilla cubiertos, pero el resultado final no fue un éxito en absoluto. Si se ve desde una perspectiva lejana, el Lada en general parece haber sido pintado con hasta cierta profesionalidad, pero solo hay que estar un poco más cerca para ver que, realmente, deja mucho que desear, sin ser precisamente una oda homogeneidad. Mira detenidamente la superficie…

Entonces, sí, realmente puedes pintar un coche con una pistola de lavado a presión. Si tienes mucho tiempo libre y no quieres gastarte apenas dinero, esta podría ser justo la solución por la que estabas esperando. Tal vez también quieras considerar usar una capa de imprimación. Eso, y estar lejos (más que en el vídeo) del coche cuando aprietes el gatillo. Los resultados no serán perfectos, pero es posible lograr algo mejor que con un rodillo de pintura, una brocha y un espray.

Fuente: Garage 54

Vía: YouTube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta