Parece un poco surrealista: Un coche de tamaño real saltando por una pista de Hot Wheels en el circuito de Indianápolis. Pero es exactamente lo que hizo el especialista Tanner Faust el domingo pasado, marcando un nuevo récord mundial de salto con un automóvil

El salto, organizado como parte de los eventos para celebrar que las 500 millas de Indianápolis el pasado día 29 de mayo. Faust tenía las condiciones adecuadas: No llovía y un ligero viento desde atrás. Así descendió por la rampa que Mattel (los fabricantes de los célebres Hot Wheels) construyeron, réplica de una de juguete que los niños podían colocar en las puertas de sus casas.

Después de un vuelo de 101 metros (ahí queda eso), aterrizó sobre dos ruedas. Su próximo reto, podría ser subirse en un IndyCar para intentar ganar el premio de cinco millones de dólares que el jefazo de la Indy, Randy Bernard, ha prometido al piloto que gane la carrera de Las Vegas.

Pero ese será otro reto… aquí puedes ver el vídeo de lo que hizo este fin de semana:

Vía: Auto Express

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta