Los controles de la policía pueden no gustar a muchos usuarios, pero suelen ser necesarios para mantener la seguridad. Aunque en muchas ocasiones son esos agentes precisamente los que se exponen a posibles accidentes. Eso puede ocurrir sobre todo cuando no hay un control organizado y se para a un usuario obligando a que se aparte en un lateral de la vía. Para esta cuestión está siendo desarrollado este robot policía bautizado como GoBetween.

Se trata de una creación del ingeniero Reuben Brewer para SRI International y tenemos que poner en contexto algunos datos. El invento ha sido planteado para Estados Unidos, un país en el que por desgracia la violencia aparece en algunos casos entre usuarios y policías, habiendo fallecido 89 conductores y 11 oficiales de media al año. Para que desciendan esas cifras se incorpora este robot en todo el lateral del coche patrulla y es capaz de hacer lo siguiente.

Cuando el coche se para siguiendo las órdenes de la policía, una especie de barra extensible va acercando al robot hasta la ventana del vehículo. Al no haber contacto físico se reduce el riesgo de agresiones para las dos partes. El robot cuenta con una cámara y una pantalla para que haya interacción entre ambas partes y puede llevar a cabo algunas funciones como reconocer la documentación o expedir multas.

Como medida de seguridad, durante el control también coloca una banda de pinchos delante de las ruedas traseras para evitar que el usuario se de a la fuga. Este robot policía todavía es un prototipo, pero no sería descabellado que lo llegásemos a ver en un futuro. Se parte de la premisa de que se pueden evitar accidentes y agresiones, algo que en Estados Unidos ha estado en boca de todos también por su carácter racial. El creador sigue trabajando para mejorar su prototipo e incluir nuevas ideas.

Fuente: SRI International

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta