El desierto salado de Bonneville en Salt Lake City (Utah, EE.UU.) es un lugar fantástico para batir récords de velocidad. Cada mes de agosto se celebra allí la Semana de la Velocidad (Speed Week) y este año la división británica de Skoda decidió celebrar el décimo aniversario de la firma vRS con un regalo más especial: colocando a un Skoda Octavia vRS en el prestigioso club de vehículos que superan las 200 millas por hora. Sí, una barbaridad.

Fue justo el 15 de agosto cuando este Octavia preparado, bautizado como Skoda vRS Boneville Special, on el periodista Richard Meaden al volante, rompía la barrera de las 200 millas por horas. Alcanzó nada menos que 202,15 mph, lo que se traduce a 325 km/h.

¿Cuánto podría alcanzar este Octavia? Lógicamente no es un coche de serie. REVO Technik ha realizado  bastantes modificaciones para que pudiera alcanzar estas velocidades. La carrocería se ha rebajado nada menos que 80 milímetros para mejorar la aerodinámica y el motor (un 2.0 TSI que lleva de fábrica) también necesitó retoques para  ganar prestaciones.

Sustituyeron el turbo de serie por uno especial y añadieron un intercooler más grande. Unido a un combustible de competición de alto octanaje, logró aumentar la potencia del Skoda vRS Bonneville Special hasta los 507 CV, con un par motor de 450 Nm.

Sabedores de que cuentan con una buena arma, Skoda siguió pisando el acelerador para batir el récord de coches de producción con motores de 2 litros de cilindrada. Ahora mismo está fijado en 216 mph (347 km/h). Lo lograron. Alcanzaron en su último intento las 228,6 millas por hora, casi 368 km/h:

Estos son los cinco vídeos que resumen el camino para entrar en el club de las 200 millas por hora. Disfrútalos:

Parte 1:

Parte 2:

Parte 3:

Parte 4:

Parte 5 (por fin el Skoda Octavia sobre el “asfalto” de sal) :

Vía: World Car Fans

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta