Llevamos un tiempo viendo imágenes de personas que por un motivo u otro se quedan atascados en el agua, como por ejemplo el todoterreno que se quedó atrapado por las olas o la mujer de Sagunto. Al margen de estas imágenes, no es algo tan disparatado que un coche caiga bajo el agua. Es por esto que hemos recopilado estos consejos para saber qué debemos hacer en este tipo de situaciones.

1.  No te quites el cinturón de seguridad hasta que el coche este parado

cinturón de seguridad
Es decir, en el momento que veas que el coche cae hacia el agua no te desabroches el cinturón. El agua va a hacer que la velocidad de tu coche disminuya drásticamente y por esto el impacto se va a reducir muy considerablemente si llevas puesto el cinturón. Cuando el coche ya esté totalmente parado y el cambio de velocidad se haya normalizado, ya te podrás quitar el cinturón de seguridad.

2.  Abrir la ventanilla

doble ventanilla rusia
Este momento es bastante crucial. Podemos probar si la ventanilla se abre normalemnte y entonces el procedimiento será bastante sencillo. Si este no es el caso, debemos abrir la ventana a la fuerza. Como consejo debemos decir, que la luna delantera es muy difícil de romper ya que está laminada. Lo mejor será romper la ventanilla del piloto y del copiloto. ¿Por qué? Si abrimos dos del mismo lado la fuerza del agua hará que nuestro coche vuelque y que mantenga la estabilidad en todo momento.

Podemos romper la ventanilla con un martillo afilado o con una llave inglesa, y sino disponemos de ninguna de estas herramientas deberemos buscar alguna herramienta puntiaguda y golpear la ventana con fuerza.

3.  ¿Por qué no abrir la puerta?

Debemos saber que el coche nos e inundará completamente si las ventanas están cerradas, con lo que la presión que haya fuera del vehículo es diferente a la del interior, así que para abrir la puerta deberemos esperar a que el vehículo se llene completamente de agua y la presión sea igual dentro que fuera. En este momento será más sencillo abrir la puerta. Hasta entonces, deberemos buscar el punto más alto en el coche para intentar no quedarnos sin oxígeno hasta el último momento.

Sabemos que estos consejos son aparentemente sencillos, aunque debemos tener en cuenta que, si por lo que sea está situación se diese en la vida real, no va a ser tan fácil. Primero, si viajamos acompañados, debe haber una gran capacidad de organización entre todos los pasajeros del coche. Por supuesto, debemos evitar en todo momento que cunda el pánico y mantener la cabeza lo más fría posible ante una situación tan crítica.

Vía: Motorpasión, Heraldo

1 COMENTARIO

Deja una respuesta