Los bichos pegados a la carrocería del coche y a los cristales suelen ser el principal resultado de un viaje largo por carretera. Al igual que los “regalos” de palomas en ciudad, los trayectos rurales dejan una marca verdusca y viscosa en el vehículo que muchas veces es difícil de retirar. Además, cuanto más tiempo se tarde en limpiarlos, más afectarán a la pintura del coche por lo que proponemos algunos consejos ello, proponemos seguir los siguientes consejos según el portal autobid.es.

Paso a paso

En primer lugar, toca ponerse manos a la obra con la vestimenta adecuada, no es recomendable poner el traje de tu boda o algo por el estilo. Antes de empezar también hay que tener en cuenta que el vehículo esté a temperatura ambiente, ya que si hace poco que lo hemos usado, el calor evaporaría los productos que utilizaras sin darle tiempo para funcionar sobre la superficie.

Una vez preparados nosotros y el coche, hay que ablandar la zona antes de aplicar cualquier producto, para ello puedes utilizar una toalla húmeda sobre el cementerio de mosquitos durante más de 8 horas aproximadamente, la noche es un buen momento para eso. Y una vez extendida el agua a lo largo y ancho tu vehículo, puedes empezar a utilizar agua con jabón o alguno de los productos destinados a la eliminación de mosquitos.

Qué no hacer

Si no cuentas con una toalla con la que cubrir el coche, puede resultar tentador utilizar algunos periódicos o revistas viejos, pero el resultado será peor, ya que la tinta puede generar un mayor estropicio que las docenas de insectos muertos que vas a quitar.

Si ya puesto en faena te da por limpiar la tapicería o el motor de tu coche nosotros tenemos otros buenos consejos para ti.

Vía: Autobild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta