Llevamos unos meses contándote todos los entresijos del sistema de lubricación del coche, gracias a las pistas que nos ofrecen los expertos de Total España. Desde los mitos de los lubricantes a la importancia del filtro de aceite.

A estas alturas ya deberías saber que el aceite es el elemento principal para que el motor del coche funcione como es debido y dure más tiempo. Dentro de él hay un sinfín de partes en fricción permanente. Desde el cigüeñal, que trabaja apoyado en la bancadas, los pistones en cilindros, cojinetes…

¿Pero cómo es el viaje de ese aceite que cambiamos o rellenamos al ver que su nivel está bajo? Acudimos de nuevo a los expertos en lubricación de Total para atender a esta cuestión. Y esperemos que te quede tan claro como a nosotros, por que conocerlo es garantía de cuidarlo.

lubricacion partes motor

Cuando colocamos aceite a un motor, este se va directamente al cárter, que es el recipiente donde reposa el aceite y está ubicado en la parte inferior del motor. Desde esa posición tan baja debe llegar a todas las zonas.

Una bomba de aceite, que se apoya en el funcionamiento de la mecánica de combustión, es la encargada de aportar presión al aceite para que este recorra todo el circuito de lubricación, previo paso por el filtro de aceite, a las partes con rozamiento mutuo…. Y luego volver al cárter y vuelta a empezar.

En ese viaje el aceite también enfría todas aquellas zonas a altas temperaturas que no están en contacto con el sistema de enfriamiento. No debes olvidar que el motor de combustión es una máquina térmica que genera calor (los pistones y las cabezas de las válvulas pueden alcanzar 400ºC)… que ha de ser disipado. El sistema de refrigeración no puede alcanzar las partes más altas, de ahí que sea el sistema de lubricación sea el encargado de hacerlo.

Estas dos funciones (lubricación y refrigeración) son esenciales en cualquier mecánica de combustión.

Componentes esenciales del sistema de lubricación

sistema lubricacion automovil

  • Recipiente: Ubicado normalmente en el cárter del motor (la carcasa inferior), acumula varios litros de aceite. Más de los que circulan por el circuito porque la bomba de aceite necesitará una reserva de la que succionar. También porque todo motor consume pequeñas cantidades… y porque así puede enfriarse un poco, a través de las paredes del cárter, antes de volver a entrar en circulación.
  • Bomba de aceite: Se trata de una bomba de desplazamiento positivo (el espacio que ocupa el aceite se llena y vacía alternativamente forzando y extrayendo el líquido mediante movimiento mecánico). Se mueve gracias a un engranaje que la une al cigüeñal.
  • Válvula de regulación: Se encarga de mantener una presión constante, incluso con los cambios de viscosidad tan acusados del aceite. Hace fluir una gran cantidad de aceite (más del necesario para funciones de lubricación), de forma que se pueda reducir el calor en el sistema. En ocasiones está dentro de la propia bomba.
  • Filtro de aceite: Retiene toda partícula sólida que pueda llevar el aceite y que puedan dañar las zonas por las que ese circula.
  • Radiador del aceite: No lo verás más que en grandes motores, de camiones o maquinaria. Sirve para regular la temperatura del lubricante. En turismos, esta función se realiza en el propio cárter, que cuentan en algunos casos con aletas de disipación del calor.

Fuente: Totalblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta