Hemos hablado en multitud de ocasiones acerca del estado de las carreteras en España. Un reciente informe del Real Automóvil Club de España (RACE) en el que se analiza el nivel de riesgo en las vías que forman la Red de Carreteras del Estado, muestra un alto nivel de peligrosidad en 3.264 kilómetros, lo que supone un 13,2% sobre el total.

El estudio revela un total de 77 tramos de riesgo elevado, de los cuales cinco llevan manteniendo este riesgo tres años consecutivos. Otra de las informaciones más alarmantes que arroja RACE es que los automovilistas pagan mucho más de lo que reciben, sobre todo en la mejora de las infraestructuras. Si se traduce en el porcentaje de impuestos que deberían usarse para la conservación de las vías y no se utiliza, es del 38%.

En la accidentalidad en carretera no sólo interviene el factor humano y el climático, el estado de las vías es determinante. Por eso os contamos qué debéis hacer si habéis sufrido daños debido al mal estado de la carretera. Puedes, y debes reclamar, ya que pagas por el derecho a circular. Importante: dispones de un año antes de prescriba.

mal estado carreteras

La Constitución Española ampara al conductor y establece en el artículo 106 que “Los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes o derechos, salvo los de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia de los servicios públicos”.

Las condiciones que deben cumplirse son que el daño no haya sido consecuencia de un fenómeno meteorológico de gran dimensión, como un terremoto o una tormenta, que sea consecuencia directa del mal funcionamiento del servicio público y que sea evaluable económicamente. Es decir, no podremos reclamar si a raíz de una tormenta, una vía en mal estado se ha visto aún más dañada o si se ha evitado un accidente que podría haberse producido por el mal estado de la carretera.

Los pasos a seguir

Antes de comenzar con los trámites, es importante que sepas que si cuentas con un seguro a todo riesgo, todos los pasos que detallamos a continuación los efectuará tu compañía aseguradora. Ella será la que cubrirá el coste por el daño que ha sufrido el coche y además reclamará al titular de la vía. Esta es sólo una de las razones para tener un buen seguro de coche.

En el caso de que se hayan producido daños, lo primero es llamar a la policía para que se persone en el lugar. Si hay leisones, deben quedar reflejadas en el parte médico. Asimismo, se deben tomar fotografías que documenten la veracidad de lo ocurrido: los daños causados, el desperfecto en la vía, un informe pericial y, a ser posible, la declaración de testigos que confirmen tu versión. Según informa Automovilistas Europeos Asociados, lo más importante en el momento del accidente es permanecer en el lugar hasta que se haya recabado toda la información.

Se puede reclamar indemnización por daños provocados por firme deteriorado, un socavón, un bache, una zanja, caída de señales, arquetas sin tapa, desprendimiento de tapas de alcantarillado, daños en la acera por raíces de los árboles, etc.

Una vez conocidas las condiciones, debemos establecer quién es el titular de la vía contra la que vamos a actuar. Si el accidente ocurre en vía urbana, el responsable es el Ayuntamiento correspondiente. Si ocurriera en una carretera nacional, la reclamación iría dirigida a la Administración General del Estado.

El paso que sigue a la recolección de pruebas es el de enviarlas junto a la factura de la reparación. La entidad que corresponda tiene un plazo de 6 meses para estimar o desestimar el caso. En el último supuesto, tendrás que acudir a un abogado y acudir a los Tribunales. Todo depende de lo enfadado/a que estés.

Fuentes: ABC, Automovilistas Europeos Asociados

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta