Malas noticias para el parque automovilístico español con más de 600.000 vehículos sin revisar y 7 millones con un mantenimiento incorrecto. Los conductores de coches que no realizan ningún tipo de mantenimiento siguen suspendiendo cual estudiante negado o pasota que no toma apuntes en clase y pretende aprobar en el examen final. El problema es que en este caso está en juego la vida de los ocupantes del vehículo ya que el mal estado del automóvil aumenta las probabilidades de sufrir un accidente además de reducir la vida del vehículo al tener más riesgo de avería.

Este aumento de los vehículos sin inspección de mantenimiento se suma al incremento en la edad de los vehículos, factores que generan una mayor siniestralidad. Según datos de la DGT, ha aumentado el número de fallecidos en los primeros 7 meses de este año en comparación con el año anterior, superando las 632 víctimas mortales, 16 más que en el año anterior.

Pese a la importancia de estos datos, los conductores seguimos reduciendo el gasto en carretera con un 36%  que afirma haber reducido el gasto en la limpieza del vehículo (un 4% más que el año anterior) y un 38,5% que evita realizar reparaciones urgentes. El dato positivo lo aporta la escasez de conductores, en este caso un 20 % que deciden recortar en seguros, neumáticos, mantenimiento, uso del vehículo y kilómetros recorridos.

Mantenimiento básico en lista de espera

El mantenimiento básico suele ser el que más atención necesita y que precisa realizarse con bastante frecuencia (la media actual está en los dos años). Sin embargo, muchos conductores reconocen que pasan por alto el estado y reglaje de las luces y el nivel del líquido de frenos, algo indispensable que pone en riesgo nuestras vidas.

Pese a ello, no todos son malas prácticas y la presión de los neumáticos, el líquido del limpiaparabrisas y el nivel de aceite, superan el mantenimiento con un aprobado raspado puesto que la mitad de los conductores la revisan al menos una vez cada tres meses. Queda seguir con ojo avizor también sobre el dibujo de los neumáticos.

La clave para aprobar esta asignatura pendiente sería mantener el coche a punto siguiendo las claves para su correcto mantenimiento y asistiendo a un taller mecánico ya sea el oficial de la marca o uno del barrio. En cualquier caso, si queremos mantener la seguridad de los nuestros mientras circulamos, toca poner en marcha medidas de prevención como son una buena hidratación y, en el caso de viajes muy largos, una buena preparación.

Fuente: RACE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta