Hace tiempo que conocemos la afición de Audi por el espacio. Desde luego, no se nos ocurre un modo mejor para promocionar su tracción quattro que moviendo un vehículo fuera de la superficie terrestre. Así nació el proyecto para llevar un vehículo a la luna este mismo año.

Lo que podría parecer una locura va tomando forma. El prototipo incial, Audi lunar quattro ha perdido ocho kilos de peso y ha incorporado la tecnología Audi e-tron. La idea es que a finales de 2017 se recorran los 385.000 km que está alejado el satélite utilizando la lanzadera espacial Spaceflight Inc.

Audi y el grupo alemán de ingenieros anunciaron su asociación a principios de 2015 con un objetivo común: reunir de forma conjunta la máxima experiencia tecnológica posible para mandar un vehículo no tripulado a la Luna, dentro de la competición Google Lunar XPRIZE. Con el objetivo definido, 16 expertos de Audi han estado apoyando al equipo de científicos para optimizar el vehículo lunar de cara a su misión. Audi ha aportado, sobre todo, su experiencia en tracción quattro, así como sus conocimientos en construcción ligera, tecnología de propulsión e-tron y diseño, para ayudar al equipo de Berlín con el desarrollo.

Audi lunar quattro 2015
Audi Lunar quattro, prorotipo inicial en 2015

Audi nos cuenta que sus expertos han estado optimizando la electrónica de la tracción total y aportando su experiencia en conducción pilotada al proceso de desarrollo. El vehículo que alunizará será más grande que los prototipos iniciales y también sus ruedas. A pesar de ello, su peso se redujo, como contábamos, gracias a la combinación de materiales y la impresión 3D en aluminio. Se ha testado ya en unacámara climática, que simulaba las condiciones extremas de la Luna, para poner a prueba todos los componentes.

El Audi lunar quattro tendrá cuatro cámaras para ayudarle a orientarse en nuestri satélite. También se usarán para examinar objetos y tomar fotografías en formato 3D y 360°. Uno de los atractivos del recorrido serán los restos de la misión Apolo 17 que aún se encuentran en Valle de Taurus-Littrow (de hecho, aún hay tres vehículos en la Luna).

ALINA, el módulo de alunizaje que utilizarán los científicos del proyecto, pisará la Luna con dos Audi lunar quattro, cerca del punto que se utilizó en 1972. La sonda viajará a la Luna en una lanzadera con una capacidad total de transporte de 100 kilogramos. Además de los dos vehículos lunares, los científicos del proyecto podrán incluir equipos de investigación de otros socios, como la NASA, ESA (Agencia Espacial Europea) y Wikipedia.

Hasta el momento del despegue, hay que realziar numerosas pruebas, incluida una simulación completa de la misión, que se hará en Oriente Medio. El equipo formado por 35 ingenieros de tres continentes intenta ganar el Google Lunar XPRIZE. Dará más de 30 millones de dólares a un equipo privado que envíe un vehículo a la Luna, se mueva al menos 500 metros y envíe a la tierra imágenes de alta resolución. De los 50 participantes iniciales solo quedan cinco equipos en liza para conseguir el objetivo y llegar a la luna.

Fuente: Audi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta