La luna siempre ha despertado la curiosidad de todos los ingenieros y científicos, llevándoles a estudiar todas las cualidades y características que conforman el satélite encargado de iluminar nuestras noches. En este estudio por saber cada día un poco más sobre ella, Audi ha decidido poner su granito de arena en la construcción de un pequeño robot que participará en la competición Google Lunar XPRIZE, una carrera espacial del siglo XXI en la que ya no se necesita estar en Guerra Fría para lanzarse al espacio.

No es la primera vez que Audi aporta material técnico a un grupo de ingenieros alemanes que participa en el Google Lunar XPRIZE. Esta competición de viajes espaciales cuenta con la participación de empresas e ingenieros de todo el mundo y con una financiación de 30 millones de dolares (27 millones y medio de euros aproximadamente) en metálico en premios. En este contexto, Audi ha ayudado a diseñar un vehículo lunar llamado Audi lunar quattro en el que ha volcado toda su experiencia y conocimientos para conseguir ganar el premio. El objetivo de esta competición es muy claro, conseguir llevar a la luna un vehículo no tripulado que sea capaz de recorrer una distancia de medio kilómetro y pueda enviar imágenes de la luna y la tierra en alta resolución. Una expedición que tendrá lugar a finales de 2017, con una duración de cinco días y un coste aproximado de 24 millones de euros.

Audi lunar quattro

Este pequeño intruso lunar está compuesto por elementos de aluminio de alta resistencia y pesa 35 kilogramos. Un peso que esperan reducir mediante la introducción de materiales más livianos como el magnesio y con modificaciones en el diseño.

Audi lunar quattro está dotado con un panel solar orientable que le permite captar la luz solar que es transformada en electricidad y enviada a una batería de iones de litio encargada de propulsar cada uno de los cuatro motores rotatorios que se encuentran instalados en sus ruedas. La velocidad máxima teórica es de 3,6 km/h; pero lo más importante en este caso no es la velocidad, sino su capacidad todoterreno para circular por la superficie lunar y su sistema de navegación. Además cuenta con dos potentes cámaras que permiten reconocer el terreno en alta resolución con 3D

Audi lunar quattro

El grupo de Audi centrado en proporcionar soporte técnico a estos científicos está compuesto por diez miembros procedentes de diferentes departamentos técnicos de la marca. Además de sus conocimientos en materia de ligereza también ayuda en otros campos como en el sistema quattro de tracción permanente en las cuatro ruedas o el sistema de propulsión eléctrica e-tron que han desarrollado.

La marca de los cuatro aros también a asesorado al equipo alemán en materia de pruebas y ensayos para testar la fiabilidad del vehículo. Aunque las condiciones de la Luna no son las mismas que la de la superficie de la Tierra, Audi puede recrear situaciones en cámaras climáticas que le permitirán conocer como reaccionara este pequeño robot para así poder desarrollar la forma definitiva del vehículo lunar.

El Audi lunar quattro ya ha sido galardonado con dos premios Milestone, que les han permitido seguir avanzando en materia logística y poder seguir testando cada uno de los avances, que han ido desarrollando en ubicaciones tan diferentes como los Alpes austríacos y Tenerife.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta