RM Sotheby’s celebra a finales de mes una subasta en Villa Erba (Italia) que no dejará a nadie indiferente. Habrá muchos lotes, con ejemplares de gran valor histórico y entre ellos hemos encontrado dos modelos muy diferentes, pero con unas raíces similares. Son los Audi Sport quattro y Lancia Delta S4 ‘Stradale’, los dos de 1985 y con una clara descendencia de los míticos Grupo B. No hay que olvidar que para inscribir un vehículo en esta categoría, las marcas tenían que comercializar 200 unidades de calle. Ambos nacieron por este motivo y ambos estarán en 27 de mayo a orillas del Lago Como.

Audi Sport quattro

Muchos recordaréis aquel Audi Sport quattro de rallyes que surcaba las nieves con Walter Röhrl a los mandos. Pues se hicieron 200 unidades para conseguir la homologación, aunque realmente solamente se vendieron 164, por lo que es un ejemplar muy exclusivo. El que veis en las fotografías fue producido en diciembre de 1984, registrado en mayo de 1985 y volvió a la fábrica de Ingolstadt para cambiar su motor de aleación de aluminio por uno nuevo de acero. Este cambio se debió a que los bloques originales no tenían tanta fiabilidad.

Esta unidad que se subasta cuenta con un mantenimiento exquisito y algunas mejoras, como una preparación de MTM Mayer hecha en 2010 para que el motor entregue 348 CV y 348 Nm de par. A pesar de los años, ha recorrido 90.500 kilómetros, de los cuáles menos de 10.000 en la última década. Debido a la exclusividad y al buen estado del vehículo se espera que alcance un precio de entre 300.000 y 350.000 euros.

Ver galeria (29 fotos)

Lancia Delta S4 ‘Stradale’

El Lancia Delta S4 ‘Stradale’ también se hizo para conseguir la homologación para el Grupo B. Esta es una de las 200 unidades que se fabricaron y aunque salió de la línea de montaje en 1985, no fue hasta 1989 cuando fue registrado por primera vez. Su carrocería está pintada en rojo metálico y el interior hace contraste con un cuidado Alcántara en beige. Su estado de conservación es óptimo y ha sido utilizado muy poco.

Para que os hagáis a la idea solamente ha recorrido 1.600 kilómetros. Se mantiene el motor original, un cuatro cilindros de 1.8 litros montado en el eje trasero, que gracias a la inyección electrónica y la turboalimentación consigue 300 CV que pasan a las cuatro ruedas. Sobra decir que incluye todos los accesorios originales y el libro de mantenimiento. Su precio de venta estimado es de entre 450.000 y 550.000 euros.

Ver galeria (26 fotos)

Fuente – RM Sotheby’s

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta