Si no te suena, Borgward fue una compañía alemana que fabricaba automóviles y que fue fundada por Carl F. W. Borgward. La hemos recordado porque el Grupo Borgward, que produjo automóviles bajo cuatro marcas distintas: Borgward, Hansa, Goliath y Lloyd, ha anunciado hace poco que volvería a fabricar automóviles.

Borgward nació en 1890 en Hamburgo. Después de finalizar la I Guerra Mundial, compró una parte de un pequeño negocio de diseño y fabricación de componentes para la industria de la automoción para, poco después, asumir totalmente su control. En 1924, empezó a fabricar vehículos de tres ruedas con motores de 200 cc que fueron llamados Blitzkarren, bajo el nombre de la marca Goliath. Debido a la competencia, Borgward se vio obligada a ampliar su negocio y en 1929 dio otro paso más, comprando la firma Hansa-Lloyd.

Durante la II Guerra Mundial, Borgward se vio forzada, como la mayoría de empresas de la época, a construir vehículos militares. Con la mayor parte de sus fábricas destruidas, Borward tuvo que empezar de nuevo al finalizar la contienda. Y su primer coche de posguerra fue también el primer coche alemán completamente nuevo, el Borgward 1500 Rennsport, lanzado a finales de 1949.

Borgward-1500-Car-6El Borgward 1500 Rennsport fue un coupé diseñado por Karl-Ludwig Brandt (que venía de BMW) para competir con modelos de marcas tan prestigiosas como Porsche, Jaguar, Ferrari o Alfa Romeo. Tenía un potente motor de cuatro cilindros de la marca Hansa de 1.500 cc y 130 CV, y que más tarde sería utilizado por Stirling Moss en la Fórmula 2.

El cuerpo de aluminio del 1500 Rennsport fue un desafío directo al Porsche 550 Spyder, dos coches que compartían numerosas similitudes. A pesar de su excelente motor, el Borgward no tuvo mucho éxito debido, entre otras cosas, a la estructura de su chasis y carrocería de aluminio martillado. Pese a ello, lograría importantes victorias dentro del mundo de la competición y las carreras.

Borgward-1500-Car-8En la siguiente temporada Borgward construyó un nuevo modelo con motor con inyección de gasolina de 16 válvulas (cuatro por cilindro), motor de inyección de 150 CV, eje trasero y un chasis algo más ligero. Sin embargo, el apogeo de la pequeña Borgward ya había terminado, la tecnología había avanzado y el 1500 Rennsport nunca volvería a subir a lo más alto de un podio.

Borgward 1500 Rennsport logoEl coche que puedes ver en estas imágenes es una reconstrucción. Su fabricación comenzó en 2009 y la realizó Marcus Burke de Neuss, Alemania, un restaurador especialista de Porsche, Veritas, BMW y Borgward. Las piezas originales utilizadas incluyen el motor de inyección y 16 válvulas y sus accesorios, caja de cambios, eje trasero, diferencial, eje delantero, dirección, las ruedas y los frenos, mientras que para crear la carrocería se emplearon cuadros de la fábrica y dibujos.

No se sabe hasta qué punto el chasis es original o una invención moderna. El coche se terminó en 2013, tras cuatro años de trabajo, en el Palacio Het Loo (Holanda). El pasado 5 de febrero su entonces propietario lo subastó en París y la puja alcanzó los 224.500 euros. ¿Seguirá la futura Borgward el camino que inició este coche?

Fuente: Bonhams
Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta